Ancud: pescadores demandan al Fisco por $7.020 millones tras vertimiento de salmones en 2016

Véase también:
Suprema declara ilegal vertimiento de salmones, aunque no habla de compensaciones.
Ancud cierra históricas protestas en 15 comunas de la Región de Los Lagos.

ANCUD (La Opinión de Chiloé) — Una multimillonaria demanda en contra del Estado de Chile ante el Primer Juzgado Civil de Puerto Montt presentaron una serie de agrupaciones de pescadores artesanales, buzos, ayudantes de buzos, mariscadores algueros y dueños de embarcaciones de Ancud este viernes, exigiendo compensaciones tras el vertimiento de salmones muertos el año 2016 en las costas chilotas.

De acuerdo al recurso judicial al que accedió La Opinión de Chiloé, la acción fue ingresada por el Sindicato de Trabajadores Independientes “Nueva Alianza”, el Sindicato de Trabajadores Independientes “Barlovento”, el Sindicato de Trabajadores Independientes “Los Cisnes del sector Pudeto de la comuna de Ancud”, Raúl Heriberto Ojeda Astorga, Doris Violeta Santana Barría (Los Delfines de Mar Brava), el Sindicato de Trabajadores Independientes “Los macheros de Mar Brava” y Miguel Angel Arcos Badillo (Trabajadores Independientes).

Todos demandaron al Fisco de Chile por los actos arbitrarios e ilegales que el Servicio Nacional de Pesca (Sernapesca) y la Dirección de Territorio Marítimo (Directemar) cometieron tras la autorización de vertimiento de mortalidad de salmones frente a las costas de Ancud, y las graves consecuencias que esta autorización habría importado para el desarrollo de la pesca artesanal en forma directa e indirecta de la comuna de Ancud. La demanda se fundamenta principalmente en el fallo que dictó la Corte Suprema respecto de un recurso de protección por el tema de la marea roja donde se declaró que las actuaciones de los recurridos fue ilegal y arbitraria (ver nota relacionada), a lo que se sumaron dos sendos estudios en las áreas de manejo del recurso macha.

Los hombres de mar buscan que se declare responsabilidad extracontractual del Fisco en los perjuicios ocasionados a raíz del vertimiento ocurrido en febrero y marzo de 2016, condenándolo al pago de una indemnización de $7.020.000.000.-; según las estimaciones expresadas en la demanda, serían sólo 130 los pescadores artesanales, buzos, ayudantes de buzos, mariscadores algueros y dueños de embarcaciones los titulares del recurso judicial. Todos ellos serían parte del área de manejo de machas en el sector Mar Brava por lo que no se incluyen a otras zonas de pescadores o similares.

En el documento, que La Opinión de Chiloé presenta al final de esta nota, el monto se divide en dos ítemes:

  • Por un lado, “la actuación ilegal y arbitraria de las autoridades señaladas, y de las consecuencias que se describen y que provoco la autorización de vertimiento de mortalidad, se han ocasionados perjuicios directos en la actividad pesquera artesanal del sector que en un periodo de a lo menos 18 meses, han generado pérdidas en un monto no inferior a $2.340.000.000 atendido que mensualmente los trabajadores percibían en promedio una suma de $1.000.000. por la extracción del producto conforme las proyecciones del proyecto de manejo del área. El recurso afectado antes de la emergencia gozaba de una fama entre los comercializadores y pesqueras que con los hechos denunciados en definitiva han afectado su calidad, precio y disponibilidad”.
  • A ello se suma que “con las consecuencias indirectas generadas, los afectados se han visto afectado en su diario vivir, en su forma de relacionarse con su medio económico y de enfrentarse a una serie de dificultades generadas por la perdida de la actividad, de su competitividad frente a otras zonas y a la alteración que toda persona sufre cuando ve mermados sus recursos; por esto, se demanda por concepto de daño moral la suma de $4.680.000.000″.

¡Bienvenido! Puedes opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En La Opinión de Chiloé valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Sé parte de la conversación.

Comentarios