Ancud: preocupación tras “tomatera” de liceanos que terminó con joven en Urgencia

Fotografía: Eduardo Delgado.
Véase también:
Ancud: confirman que joven falleció por intoxicación alcohólica tras “carrete”.

ANCUD (La Opinión de Chiloé) — Su preocupación mostró durante este lunes el concejal Eduardo Delgado por un sigiloso incidente ocurrido en la ciudad de Ancud la semana pasada luego que un adolescente ingresara al Servicio de Urgencia del nosocomio local producto de una intoxicación etílica.

De acuerdo a antecedentes preliminares recopilados por La Opinión de Chiloé, el joven arribó al Hospital San Carlos de Ancud cerca de la medianoche luego que en conjunto con otros estudiantes concurrieran al Fuerte San Antonio para consumir bebidas alcohólicas, lugar donde habrían estado varias horas; la “tomatera” se les fue de las manos cuando el afectado comenzó a sufrir síntomas de intoxicación etílica, que no es otra cosa que un aumento del contenido de etanol en la sangre que puede afectar la respiración, la frecuencia cardíaca, la temperatura corporal, palidecer la piel y hacer que el paciente pierda el conocimiento, pudiendo causar incluso un coma y la muerte de no ser tratado. En 2016 ya hubo un caso de fallecimiento por este tipo de intoxicación en Caicumeo (ver nota relacionada).

El tema fue tratado en la sesión del concejo municipal de este lunes donde Delgado mostró su preocupación no sólo por lo que le pasó al estudiante, sino que también por el estado de deterioro que presentan las fortificaciones españolas en el radio urbano de la ciudad y la imagen que se entrega a los turistas con la basura existente (principalmente recipientes de bebidas alcohólicas) y letreros destruidos. El concejal aseveró que “habían jóvenes tomando a las cuatro de la tarde del Liceo Bicentenario y del Liceo Agrícola, y uno de ellos llegó a las doce de la noche intoxicado alcohólico a la urgencia”, agregando que días antes, cuando se realizó una cena con funcionarios municipales “yo tenía mi auto estacionado ahí y habían como 50 personas en la noche tomando dentro del fuerte”.

Lo ocurrido forma parte de algo que ya sería habitual en varios espacios públicos de la ciudad, donde el consumo de alcohol en la calle se ha vuelto relativamente común, unido a una baja cantidad de rondas policiales. El año 2017 por ejemplo, el número de detenidos por consumo de alcohol en la vía pública aumentó un 34% respecto a 2016; sin embargo, durante el primer semestre de 2018 se ha observado una caída del 52% en los aprehendidos respecto al mismo periodo del año pasado, vinculado probablemente a una baja en las rondas de Carabineros. El concejal Delgado, en conversación con La Opinión de Chiloé, reconoció que hace falta un mayor control policial al menos en los sitios históricos.

A este respecto el propio alcalde, Carlos Gómez Miranda, constató este problema al señalar: “yo el día jueves, aprovechando que teníamos un feriado bastante largo, salí muy temprano, a las 6 o 7 de la mañana y me pegué un recorrido por toda la ciudad y créanme que es vergonzoso ver cómo en distintos puntos de la ciudad, incluyendo el polvorín se pone gente a consumir alcohol, y no sé que otras cosas pueden ser, y están instalados como si estuvieran en el patio de su casa, con mesas y las botellas de alcohol con los vasos correspondientes; faltaba la pura baraja para jugar allí a vista y paciencia de todo el mundo, estaba claro, temprano (…) lo mismo ocurría aquí en la plaza, lo mismo ocurría en algunas calles donde [se apreciaba] gente joven y de acá”.

La autoridad comunal  agregó “solicito a la comunidad tener responsabilidad en el uso que se le da a los lugares históricos”, mientras que al relatar la ronda que realizó dijo “yo quiero aprovechar para llamar a la responsabilidad, si queremos un mejor Ancud, si queremos un Ancud que muestre su mejor cara para el turista y también para nosotros, para quienes habitamos acá, tenemos que contribuir todos en eso”.

¡Bienvenido! Puedes opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En La Opinión de Chiloé valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Sé parte de la conversación.

Comentarios