Castro: molestia en municipio por “lluvia de choferes” exigiendo licencias de conducir falsas

CASTRO (La Opinión de Chiloé) — Cierta molestia ha causado al interior de la Ilustre Municipalidad de Castro el arribo de “clientes” de un mercado negro de venta de licencias de conducir falsas donde un delincuente, haciéndose pasar por un funcionario del Departamento de Tránsito y Transporte Público, ha engañado a varias personas a través avisos que han podido observarse por estos días en Facebook.

Fuentes comentaron a La Opinión de Chiloé que detrás de ese supuesto funcionario podría estar una mujer identificada como M.C.J.A. quien se haría pasar por un vendedor exigiendo transferencias de a lo menos $80.000.- para concretar “el negocio” por una licencia B y $120.000.- para licencias A2, A3, A4 y A5 ya que es a ella a quien se le han realizado algunas transferencias. Es más, existe un ofertón para quienes deseen transformarse en delincuentes al comprar licencias falsas: un pago de $150.000.- por dos licencias.

Hay que mencionar que este modus operandi ya había activado una investigación por parte el Ministerio Público de Castro a fines de 2017, época donde se indagó a un antisocial asentado en la ciudad de Osorno por el presunto delito de falsificación de licencia de conducir y otras falsificaciones previsto y sancionado en el artículo n.° 196-B de la Ley n.°18.290 (ver nota relacionada). Esa causa sigue abierta no descartándose que sea el mismo que volvió a las “andanzas” gracias a incautos que también buscan violar la ley.

Hoy, la venta de licencias de conducir en Castro se habría reactivado con avisos vía Facebook donde se menciona que los “clientes” accederían a no dar el examen teórico por lo que sólo darían los exámenes psicotécnico y práctico para después recibir los documentos on line. Ello, por cierto, es un engaño pero aún así hay personas que han intentado concretar la transacción descubriendo que los estafaron: diversos afectados han concurrido al consistorio para intentar contactarse con el falso funcionario para exigirle que cumpla con el trato o que devuelva el dinero, pero evidentemente no lo han encontrado. Eso sí, han ocasionado la molestia de los reales funcionarios municipales.

La Opinión de Chiloé cotejó si alguien se ha atrevido a denunciar después de descubrir el engaño, no encontrando registro de aquellos. ¿La razón? los “clientes” podrían enfrentar también la sanción del artículo n.° 196-B de la Ley n.°18.290 ya que al realizar la transferencia o depósito bancario estarían cometiendo un delito sancionado “con presidio menor en su grado medio a máximo y, en su caso, con la suspensión de la licencia de conductor o inhabilidad para obtenerla, hasta por 5 años”; así, cada uno de los estafados tendrían sus manos atadas porque podrían arriesgar una pena que va desde los 541 días hasta 5 años (1.825 días) de cárcel ya que al intentar engañar al sistema, se están convirtiendo también en delincuentes.

¡Bienvenido! Puedes opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En La Opinión de Chiloé valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Sé parte de la conversación.

Comentarios