Castro: revelan pugna de apoderados en Liceo Gavarino Riveros por profesor

Fragmentos de una carta sobre presuntos maltratos hacia los alumnos del Segundo Medio B del Liceo Galvarino Riveros Cárdenas de Castro salieron a la luz pública durante las últimas horas, luego que un medio local revelara que algunos padres y apoderados sindicaron a un profesor como responsable de eventuales dichos ofensivos hacia ciertos alumnos en ese curso. La información fue confirmada por el Director del liceo Mauricio Jelbes y funcionarios de la Corporación Municipal de Educación, aunque también se señaló que existe otra carta, pero de apoyo al mismo docente, sin que se expusieran antecedentes de aquella.

Ambas misivas contradictorias aluden a una eventual pugna al interior de la comunidad escolar, ya que mientras una retrata en duros términos al docente A.G., la otra haría todo lo contrario. Lo interesante del caso es que fuera de las acusaciones y desmentidos entre los propios apoderados, el aludido en las cartas es un profesor que demandó a la Corporación Municipal de Castro por vulneración de derechos fundamentales, algo que tanto el Juzgado de Letras del Trabajo de Castro como la Corte de Apelaciones de Puerto Montt confirmaron, tal y como consignó La Opinión de Chiloé el 22 de agosto pasado.

El docente que ganó la demanda (actualmente a la espera de unificación de jurisprudencia en la Corte Suprema) lamentó las acusaciones en su contra de algunos apoderados indicando que “realmente no entiendo que después de 20 meses de ‘maltrato a mis estudiantes’ ahora presenten una denuncia, ¿será porque tengo una demanda impuesta hacia la corporación que está en la corte Suprema? ¿Que coincidencia verdad?. Si supieran mis ex-alumnos de esto se darían cuenta que es una forma de desprestigiar al Profesor sin argumento alguno”.

Hay que recordar que la justicia fue tajante al indicar textualmente que el aludido ha sufrido hostigamiento a interior del centro educativo, el que “se mantuvo constante en el tiempo y provocó un importante menoscabo en su integridad psíquica y en su dignidad como profesional y persona”, algo que fue confirmado por dos colegas y una ex directora del establecimiento.

Dada la carta que salió a la luz pública, se ha anunciado un sumario para esclarecer los hechos cuyos resultados son inciertos toda vez que A.G. ha sido precisamente víctima del ente municipal “al permitir que compañeros de trabajo incurrieran en conductas ilícitas como hostigamiento y acoso laboral de manera permanente, alterando el buen clima laboral y afectando en específico la integridad síquica de don A. y de todo el grupo de trabajo de docentes del Liceo Galvarino Riveros”.

Es más, el procedimiento no estaría exento de complejidades dado que eventualmente podría ser visto como un acto más de acoso laboral y vulneración hacia el profesor tras una serie de actos deleznables de otro docente (V.C.) quien, a pesar de un sumario “que arrojó como resultado la existencia de agresiones y hostigamiento”, cartas sobre incidentes con otros colegas (con insultos) y presumible maltrato de género, sigue haciendo clases con el completo apoyo de la Corporación y la Dirección, actitud paradójica.

Las razones del porqué salieron a la luz pública extractos de la carta que acusa a A.G. se desconocen, mientras que al cierre de esta nota no se ha revelado lo que expone la misiva de apoyo.

¡Bienvenido! Puedes opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En La Opinión de Chiloé valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Sé parte de la conversación.

Comentarios