Chonchi: docentes asestan fuerte golpe a Corporación que deberá pagar $230 millones

Fotografía: Fernando Oyarzún Macías, alcalde de Chonchi.

CHONCHI (La Opinión de Chiloé) — Un durísimo fallo judicial es el que por estos días mantiene ajetreadas las dependencias de la Corporación Municipal de Educación, Salud y Atención de Menores de Chonchi, cuyo presidente es el alcalde por Renovación Nacional Fernando Oyarzún Macías, tras perder una millonaria demanda que asesta un fuerte golpe a las arcas de la repartición.

De acuerdo a antecedentes del litigio a los que accedió La Opinión de Chiloé, a comienzos del segundo semestre del año 2017 un total de 180 profesores y profesoras iniciaron una demanda en procedimiento de aplicación general de cobro de prestaciones por cobro de la bonificación proporcional mensual contemplada en la Ley n.°19.933 de 2004, acusando que la Corporación durante años había realizado cálculos erróneos en parte de este componente remuneracional que les habría significado un perjuicio.

Los docentes alegaban que estaban contratados bajo el amparo de la Ley n.°19.070 y que la demandada adeudaba a cada uno el aumento de la Bonificación Proporcional consagrada en el cuerpo legal mencionado en el párrafo anterior para los años 2012, 2013, 2014, 2015 y 2016, y que estableció expresamente un “aumento de la Bonificación Proporcional” que, a esa fecha, se les cancelaba en virtud de la Ley n.°19.410, la cual contemplaba un aumento salarial para los docentes del sector municipal y entregaba un procedimiento para su cálculo.

Según indica la sentencia que tuvo a la vista La Opinión de Chiloé, la juez del Juzgado laboral de Castro acogió parcialmente la acción legal: aceptó que se le pagara a alrededor de 111 profesores y profesoras los montos para los años 2015 y 2016, mientras que aceptó la alegación de prescripción del ente municipal para los años 2012, 2013 y 2014. Por otro lado, los restantes profesores y profesoras no fueron incluidos dado que estaban dentro del plazo de prescripción o porque, tras ser desvinculados, firmaron su finiquito sin hacer expresa mención a que mantenían reserva del monto correspondiente a las bonificaciones, eventualmente por desconocimiento o por pensar que de buena fe, la Corporación le estaba pagando todo lo que correspondía cuando no era así.

Los dineros involucrados son enormes para una comuna como Chonchi, estando el fallo ejecutoriado; en efecto, el recurso que el equipo jurídico presentó en la Corte de Apelaciones de Puerto Montt para intentar anular todo fue ingresado fuera de plazo, desconociéndose por ahora las razones de aquello. En particular, el 4 de mayo fue notificada la sentencia a viva voz en el tribunal sin que nadie se presentara; luego, de manera insólita, el 22 de mayo la Corporación ingresó un recurso de nulidad cuando el 17 de mayo ya había un certificado de sentencia ejecutoriada. Evidentemente, ese 22 de mayo la Juez Titular del Juzgado de Letras del Trabajo de Castro lo desechó por extemporáneo, mientras que el 28 mandó a la Unidad de Cobranza Laboral y Previsional el caso para que se concrete el pago.

Según estimaciones de La Opinión de Chiloé, para el año 2015 a cada profesor se le debió pagar por hora registrada en el contrato $2.563,16.- mientras que para el año 2016 el valor hora subió a $2.827,24.- Por ejemplo, y sólo a modo ilustrativo, el docente V.A.T. estaba contratado por 43 horas semanales para ambos años, por lo que en 2015 debió haber recibido mensualmente $110.216.- (y en ese año un total de $1.322.592.-) y en 2016 debió haber recibido mensualmente $121.571.- (y en ese año un total de $1.458.852.-). Así, a este docente se le adeuda alrededor de $2.781.444.-

El mismo procedimiento anterior debe aplicarse a los otros 110 docentes, por lo que se estaría hablando de alrededor de $230.000.000.- más reajustes e intereses de conformidad a lo establecido en el artículo 63 del Código del Trabajo.

¡Bienvenido! Puedes opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En La Opinión de Chiloé valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Sé parte de la conversación.

Comentarios