Curaco de Vélez: mujer acusa presunta “agresión física y verbal” en el municipio

CURACO DE VÉLEZ (La Opinión de Chiloé) — Un hecho que podría ser catalogado como deleznable y cobarde es lo que habría ocurrido hace poco más de dos semanas al interior de las dependencias de la Ilustre Municipalidad de Curaco de Vélez, y que involucraría presuntos actos de violencia hacia una mujer donde estaría implicado al menos un alto funcionario municipal.

De acuerdo a antecedentes judiciales a los que accedió La Opinión de Chiloé, M.T.C. decidió interponer una querella criminal en contra de Alonso José Hernández Díaz, Director de Control Interno de la repartición municipal, y en contra de todo aquel que resulte responsable criminal en calidad de autor, coautor, inductor, cómplices o encubridores por el eventual delito de injurias graves que se habrían propinado presuntamente en el marco de un agresivo altercado.

El asunto no es menor dado que además de haber ocurrido en pleno consistorio, podría salpicar al Administrador Municipal, Mauricio Sotomayor Barría, y al mismísimo alcalde de la comuna, Luis Curumilla Sotomayor, quienes estarían al tanto de lo ocurrido y no habrían procedido a realizar la denuncia correspondiente obviando el discurso emanado desde el Ministerio de la Mujer y Equidad de Género para reportar hechos de este tipo.

Según la querella a la que accedió La Opinión de Chiloé, todo habría ocurrido el día viernes 8 de septiembre de 2017 en la oficina de la Unidad de Control cuando la mujer fue a consultar sobre un estado de pago vinculado a un proyecto. Según lo señalado en el escrito de la afectada, “al ingresar a la oficina del querellado, éste, en forma prepotente, grosera, y levantando la voz me dice que no tiene por qué darme ninguna respuesta, seguida de múltiples agresiones verbales, como ‘eres una mie*** de mujer, una pobretona, muerta de hambre, no vales ni un peso, eres una conch******'”.

Tras el presunto ataque verbal, la aludida habría respondido que estaba como representante de una empresa que necesitaba una respuesta, y que el deber del funcionario público y municipal es entregarla, agregando que “se levantó de su asiento y me tomó bruscamente el brazo derecho, azotándome violentamente. Traté de zafarme, pero su fuerza era muy superior a la mía, hasta que lo conseguí, y me sacó a empujones de su oficina. Acto seguido, procedió a tomar el legajo de documentos sobre el proyecto adjudicado por la empresa que represento y lo lanzó violentamente al suelo, recalcándome que sería pagado cuando a él se le ocurriera, y que se vengaría”.

Luego, el texto señala que “en ese momento hace ingreso el Sr. Mauricio Sotomayor, administrador municipal, quien se puso de parte de su colega, negándose a prestarme auxilio frente a la agresión física y verbal del querellado. Por más que le recalqué que me encontraba en ese lugar en mi calidad de contratista en busca de una respuesta sobre el bloqueo a mi estado de pago, cuya factura fue entregada con fecha 16 de agosto sin respuesta hasta la fecha”.

La aludida asevera en la querella que tiene mensajes en su teléfono celular con amenazas, asegurando que está evaluando interponer algún otro recurso judicial sobre tales antecedentes agregando que ello “me hace temer de cualquier acto de violencia por parte del querellado”. Además, acotó que esto no tiene nada que ver con la relación sentimental que sostuvo con Hernández Díaz, sino que su visita a las dependencias del municipio se enmarcan a su rol como representante legal de una empresa que ha ganado varias licitaciones.

¡Bienvenido! Puedes opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En La Opinión de Chiloé valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Sé parte de la conversación.

Comentarios