Firman convenio para mejorar servicios nefrológicos en Ancud y Quellón

Fotografía: unidad de diálisis del Hospital de Quellón.

ANCUD/QUELLÓN (La Opinión de Chiloé) — Una serie de asesorías técnico-clínicas y atención de especialistas para los pacientes de las unidades de hemodiálisis de los hospitales de Ancud y Quellón realizará este 2018 la Fundación Sociedad Chilena de Nefrología, la que se llevarán a la práctica de manera presencial y vía teleasistencia gracias a un convenio entre tal repartición y el Servicio de Salud Chiloé.

Según el Presidente de la Fundación Pro Salud Renal, Past President de la Sociedad Chilena de Nefrología y académico de la Universidad de Chile, Eduardo Lorca, este convenio “tiene como fin no solamente prestar asesoría técnica directa a los pacientes y a los médicos que trabajan con los enfermos renales de Chiloé, sino que la idea además es mejorar la atención de los pacientes a través de programas de capacitación que entregarán todos los meses mientras dure el convenio a los profesionales de la isla de Chiloé; además, vamos a generar canales de comunicación para poder intentar mejorar el tema de la salud renal y cardiovascular en la isla”.

Dania Yurac, profesional del Subdepartamento de Gestión Clínica del Servicio de Salud Chiloé y Encargada del Programa Enfermedad Renal Crónica Etapa 5 Hemodiálisis, destacó la iniciativa mencionando que “hemos marcado un hito en la calidad de las prestaciones nefrológicas al haber hecho este convenio con la Fundación Pro Salud Renal, que es la corporación dependiente de la Sociedad Chilena de Nefrología, con todo el sustento que significa una sociedad científica de gran prestigio, con nefrólogos de renombre, capacitados, acreditados y que nos van a poder respaldar en todas nuestras instancias para estos pacientes en relación a la enfermedad renal crónica”.

Carlos Zapata, director hospital Quellón, indicó que “estamos contentos porque la Sociedad Nefrológica de Chile se hace presente con sus especialistas que tienen una vasta experiencia tanto nacional como internacional, y la verdad, es que llegar a esta zona tan austral para nosotros es un honor tener este nivel de subespecialidades. El Dr. Lorca nos ha hablado de oferta de capacitación, formación y asesoría remota mediante los sistemas que hoy día existen de comunicación para conectarnos con todos los avances que hay en temas de nefrología a nivel nacional o internacional y estamos contentísimos por eso, por la gestión que se ha hecho por parte de la dirección del servicio, la Dra. Yurac, y todo el equipo de la dirección y todo el equipo local de la diálisis”.

Sobre la Enfermedad Renal Crónica (ERC)

Ésta es una patología que involucra la pérdida progresiva e irreversible de las funciones que realizan los riñones. Por ello la importancia de cuidar y tratar a tiempo esta enfermedad ya que según lo señalado por la Yurac, el riñón: “pierde su capacidad de eliminar desechos, concentrar la orina, conservar el balance de sustancias en la sangre y mantener un equilibrio metabólico y hormonal que protege a todas y cada una de las células de nuestro organismo”.

Si se dañan los riñones, explicó, esto obliga a los pacientes a sustituir parcialmente algunas de sus funciones con diálisis o un trasplante renal, las causas más comunes de esta enfermedad y que son prevenibles, son la diabetes con un 12,3%, la hipertensión arterial con un 27.6 % prevalentes en la población chilena y la obstrucción de las vías urinarias en un menor porcentaje pero que también resulta prevenible. Para ello es vital generar conciencia de la existencia de esta enfermedad silenciosa y motivar en la población algunos cambios en los estilos de vida como: aumento del consumo de agua, ejercicio físico y mejorar los hábitos alimenticios.

La ERC, según aseguró Yurac, es una epidemia mundial que afecta a los países que están en vías de desarrollo y también a los países desarrollados. Nuestro país tiene altos índices de diabetes Mellitus, que es una de las causas de la enfermedad renal que puede llevar a los pacientes a tener un fin de hemodiálisis y también la hipertensión arterial. “Esas son las dos causas más importantes, y otras que tienen una menor frecuencia, pero las dos grandes causas son la hipertensión arterial y diabetes Mellitus mal tratada. Sabemos hoy en día que la Diabetes Mellitus puede prevenirse en con el diagnóstico temprano de los síndromes metabólicos iniciales o en estados pre diabéticos, este estado pre diabético aún es reversible y con medidas no costosas si no que con cambios en la dieta, baja de peso y ejercicios; ser tratada en el momento inicial para no terminar en una diabetes Mellitus, entonces es muy importante la labor que tienen la Sociedad Chilena de Nefrología en darnos luces de los nuevos protocolos, de las nuevas guías clínicas y hacerlas presentes en la Atención Primaria de Salud, llevarlas al paciente para que efectivamente esta epidemia que asola también a nuestra Isla en que tenemos altos índices de diabetes, hipertensión arterial no tratada o subtratada, sedentarismo, altos índices de obesidad y mal nutrición sea detenida” aseveró.

Sobre la diálisis

La diálisis es un procedimiento muy invasivo que significa que el paciente debe asistir tres veces por semana a realizarse un filtrado de su sangre a través de un monitor dializador, acción que implica permanecer tres horas conectado al equipo mientras se realiza limpieza de la sangre. Sin embargo, pese a que este procedimiento es de gran ayuda, no cumple todas las funciones del riñón y el paciente ve disminuida su calidad de vida y su tiempo, ya que depende de un centro de diálisis que le preste el tratamiento.

En la mayoría de los casos, las personas que son dializadas y que sufren la Enfermedad Renal Crónica (ERC) pudo evitarse, ya que la gran causa de la enfermedad en etapa cinco que requiere sustitución renal es la hipertensión, la diabetes y la uropatía obstructiva; las otras causas desconocidas y extrañas son las menores, por lo tanto, son enfermedades simples, que pueden ser tratadas y controladas para no llegar a diálisis.

Un paciente sin control se expone a tener una vida cotidiana muy complicada, puede sufrir un ataque cerebrovascular, infarto agudo al miocardio u otra complicación que afecta el diario vivir.

Texto: Nélida Rovagna Johns, editado.

¡Bienvenido! Puedes opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En La Opinión de Chiloé valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Sé parte de la conversación.

Comentarios