INIA Butalcura introducirá cultivo de baby hortalizas y mini papas nativas en Chiloé

Fotografía: INIA Butalcura.

DALCAHUE (La Opinión de Chiloé) — En el marco de un proyecto que busca introducir y desarrollar el cultivo de baby hortalizas y mini papas nativas entre productores(as) de la provincia de Chiloé para el mercado gourmet, el Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA) comenzó a ejecutar diversas acciones tendientes a concretar la iniciativa en las comunas de Ancud, Castro y Chonchi.

El proyecto es impulsado por el Centro Experimental INIA Butalcura, y cuenta con el financiamiento del Fondo de Innovación para la Competitividad (FIC) del Gobierno Regional de Los Lagos, proyecto que además está vinculado a la Asociación Gremial Chiloé Cocina. Según fuentes consultadas por La Opinión de Chiloé en la Dirección de Presupuestos del Ministerio de Hacienda, ya el año 2017 este proyecto tenía un presupuesto aprobado de $41.000.000.-

Gabriel Peña Peña, subdirector del centro y jefe del proyecto indicó que “la idea es establecer las bases tecnológicas adecuadas para la producción de estos productos agroalimentarios, los cuales tienen un potencial productivo y comercial en el sector gastronómico. Queremos dotar de nuevas alternativas productivas y comerciales a pequeños y medianos productores hortochacareros, conectándolos con nuevas tendencias alimentarias, capacitándolos y aprovechando las ventajas de la demanda existente por parte del sector turístico”.

Mediante el método de cultivo hidropónico se establecerá la producción de especies y variedades tanto de hortalizas tradicionales como de nuevos vegetales con potencial comercial. Asimismo, se generará la primera variedad de mini papas nativas para consumo en Chile.  Para ello, 40 productores y 10 asesores técnicos ya han sido focalizados en las comunas de Castro, Chonchi y Ancud.

Además, de dotar al capital humano la iniciativa considera la introducción de nuevas especies y variedades de mini-hortalizas para la producción gourmet tales como acelga, lechugas, betarragas, rúcula, entre otras. Asimsmo, se desarrollará un paquete tecnológico para la producción y comercialización de este tipo de productos, traducido entre otros, en un manual del cultivo.

Finalmente, Gabriel Peña, adelantó que en lo inmediato el proyecto considera contar con las vitrinas tecnológicas y los primeros prototipos comerciales. “Es una oportunidad para Chiloé la introducción de estas hortalizas, ligado principalmente a la industria del turismo, y a los consumidores en general, que requieren de productos de fácil preparación, en pequeños tamaños, con tiempos de cocción menores, entre otros atributos”.

Texto: Elisa Barría L., editado.

¡Bienvenido! Puedes opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En La Opinión de Chiloé valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Sé parte de la conversación.

Comentarios