Multan con 27,7 millones de dólares a 2 laboratorios por colusión de precios cobrados al Estado

Fotografía de contexto.

SANTIAGO (La Opinión de Chiloé) — Durante este jueves, el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) acogió el requerimiento presentado por la Fiscalía Nacional Económica (FNE) el 3 de agosto de 2016 donde acusó a los laboratorios Biosano, Fresenius Kabi Chile y su filial Sanderson, por celebrar y ejecutar un acuerdo para afectar el resultado de procesos de licitación pública convocados por la Central Nacional de Abastecimiento del Sistema Nacional de Servicios de Salud (Cenabast), para la adquisición de medicamentos inyectables genéricos contenidos en envases de menor volumen, también llamados “ampollas”.

De acuerdo al fallo que tuvo a la vista La Opinión de Chiloé, la FNE acusó que “las requeridas habrían acordado cuál de ellas ofertaría el menor precio en las licitaciones de ampollas convocadas por Cenabast, con el objetivo de determinar quién proveería estos medicamentos a Cenabast”.

La FNE señala que “el cartel se habría extendido al menos entre el año 1999 y el primer semestre del año 2013 y en un principio lo habrían formado Biosano, Sanderson y Laboratorio Rider S.A. (“Rider”). Este último habría salido del mercado y, por tanto, del acuerdo, alrededor del año 2003. Luego, en el año 2008, Fresenius habría ingresado al acuerdo mediante el ingreso al mercado por la compra de Sanderson”.

Agrega que se planificaban reuniones por teléfono o presencialmente en la asociación gremial que las agrupa (Asociación Industrial de Laboratorios Farmacéuticos o Asilfa) y, en ocasiones, ejecutivos de Biosano dejaban constancia de ellas en Outlook, refiriéndose a los ejecutivos de Fresenius y Sanderson como “roedores” o “ratas”. Luego, estas se realizaban en un restaurante aunque alrededor del año 2001 comenzaron a realizarse en el centro Vasco en Santiago, mientras que en 2009 se decidió trasladarlas a la casa de alguno de los ejecutivos involucrados. Añade la FNE que los participantes “concurrían a estas reuniones con documentos internos de trabajo o planillas, en los que listaban las licitaciones convocadas por Cenabast junto a sus datos más relevantes (medicamento, cantidad solicitada, presentación, etc.). En estas planillas habrían anotado la oferta que debía realizar la empresa que resultara ganadora especificando, en ocasiones, el precio de referencia al que deberían ir los perdedores”. La última cita habría sido el 13 de febrero de 2013.

En una resolución unánime, el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia declaró que Fresenius Kabi Chile Ltda., Laboratorio Biosano S.A. y Laboratorio Sanderson S.A. infringieron el artículo 3° inciso primero e inciso segundo letra a) del D.L. N° 211 al celebrar y ejecutar acuerdos con el objeto de afectar procesos de licitación de inyectables de menor tamaño convocados por Cenabast desde, a lo menos, el año 1999 hasta, a lo menos, el año 2013. Impuso a Sanderson una multa de 30.000 Unidades Tributarias Anuales (UTA, equivalentes a US$ 25,6 millones) y de 2.463 UTA, equivalentes a US$ 2,1 millones, a Fresenius Kabi Chile. En el caso del laboratorio Biosano, el TDLC lo eximió de multa por haberse acogido al programa de delación compensada.

Junto con lo anterior, el TDLC impuso a Sanderson y a Fresenius la obligación de adoptar durante cinco años un programa de cumplimiento en materia de libre competencia acorde a la Guía de Programas de Cumplimiento de la Normativa de Libre Competencia, elaborada por la FNE.

Conocido el fallo, el Fiscal Nacional Económico (S), Mario Ybar, señaló que “es inaceptable que las empresas se coludan y es aún más reprochable que lo hagan afectando al Estado en licitaciones públicas, sobre todo si se trata de medicamentos, como en este caso. Esperamos que una sentencia tan clara como la que ha dictado el Tribunal ayude a que situaciones como ésta vayan desapareciendo de nuestros mercados”.

¡Bienvenido! Puedes opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En La Opinión de Chiloé valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Sé parte de la conversación.

Comentarios