Puqueldón: constructora del CESFAM en crisis se compromete a pagar deudas por sueldos

Fotografía: Claudia Agüero Agüero, RRPP Municipalidad de Puqueldón.
Véase también:
Puqueldón: acusan sueldos impagos y obras paralizadas en el nuevo CESFAM.

PUQUELDÓN (La Opinión de Chiloé) — Durante la mañana de hoy miércoles se realizó una reunión en las dependencias de la Ilustre Municipalidad de Puqueldón entre los trabajadores contratados para la construcción del nuevo CESFAM de la isla Lemuy, y el alcalde de la comuna, Pedro Montecinos Montiel. El objetivo de la cita fue buscar alguna alternativa que solucione el problema de sueldos pendientes o la irregularidad de los pagos que se vendrían arrastrando por meses.

De acuerdo a lo reportado por La Opinión de Chiloé, más de 40 trabajadores estaban paralizados a la espera que Titanium Chile S.A. de Puerto Varas, que está a cargo de las obras por un monto de $2.797.975.337.-, procediera al pago íntegro de las remuneraciones de mayo, revelándose además una serie de eventuales problemas de flujo de caja que vendrían repitiéndose al menos desde septiembre del año pasado con reiterados atrasos, pago de remuneraciones en cuotas, deudas en arriendos de pensiones y viviendas destinadas a trabajadores, y no entrega de la alimentación comprometida a personas provenientes de otras zonas, entre otros incidentes.

En medio de la conversación entre Montecinos y los asistentes, se realizó un contacto telefónico con Nelson Pérez, representante legal de la Empresa Titanium, quien señaló “necesito que me tengan un poquitito más de paciencia porque estamos esperando la liberación de unos pagos que nos tienen pendientes ya, nosotros estamos solucionando este problema y yo creo que como a las 3.30 horas de la tarde ya deberíamos tener noticias para que se realice la transferencia de sus sueldos, así es que esperamos un poquito más de comprensión, pero hoy día queda zanjado el tema. Yo estoy en contacto con el alcalde [de Puqueldón] don Pedro, quien ha llamado estos días también y lo estoy manteniendo informado respecto a esto, y hoy día debería quedar todo solucionado”.

Sin embargo, al ser consultado por el alcalde respecto a la seguridad de concretar el pago, Pérez indicó que tenía un “90% de seguridad no más porque estoy esperando una confirmación de una autorización de un pago y estaríamos ok”; consultado por un carpintero respecto a que si están dispuestos a normalizar los sueldos y calendarizarlos, el representante de la empresa acotó que “en este momento no te puedo dar esa información”, mencionando que por ahora estaba abocado a resolver la contingencia del pago de remuneraciones adeudadas.

El alcalde Montecinos criticó de manera ácida lo que está pasando, reprochándole al directivo de Titanium: “la gente necesita escuchar y necesita asegurarse que le van a pagar hasta el último día; sabemos que por ley, a los primeros que se les paga son a los trabajadores y después son los pagos a los proveedores y si queda un resto, para la empresa (…) me gustaría que ustedes conversen con la gente, pero con la verdad”. La autoridad le pidió mayor transparencia, señalando “porque en el fondo los temas escondidos y no dar la información a la gente también complica harto [las cosas] porque la gente trabaja por sueldos y para alimentar a sus familias, eso tú lo sabes”.

Durante la tarde, Pérez habló con Claudia Agüero de relaciones públicas del municipio, y confirmó que el pago se comenzó a concretar cerca de las 17.00 horas. Eso sí, la fuente de la empresa aclaró que “dimos prioridad a la gente de la obra, con los administrativos ya conversamos y todo, pero la gente de la obra va a quedar solucionado yo creo que a las 6.00 o 6.30 horas de la tarde más o menos va a estar listo”. Así, ahora el problema de remuneraciones sin pagar se traspasó a los administrativos, con quienes se habría acordado una fecha de solución no informada.

¡Bienvenido! Puedes opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En La Opinión de Chiloé valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Sé parte de la conversación.

Comentarios