Puqueldón: vecino ayudó a obrero del Cesfam sin saber que intentaría adueñarse de su casa

Fotografía referencial, Carabineros de Chile.

PUQUELDÓN (La Opinión de Chiloé) — En pleno proceso de búsqueda se encuentran funcionarios policiales para dar con el paradero y notificar a un contumaz delincuente que este martes enfrentaría una audiencia de procedimiento simplificado en el Juzgado de Garantía de Castro por una serie de actos violentos que habría perpetrado en contra de un vecino de Puqueldón, quien además sufrió un intento de invasión de su propia casa tras ayudarlo.

De acuerdo a antecedentes judiciales a los que accedió La Opinión de Chiloé, los hechos se gestaron cuando un vecino del sector de Ichuac identificado como H.H.R.R. (52 años), quien presenta una credencial de discapacidad y es funcionario del Instituto del Mar de Chonchi, decidió prestarle ayuda al chonchino Roberto Epifanio Aguilar Aguilar (55 años) quien no tenía donde quedarse, sin imaginar que se trataba de un delincuente que habría intentado invadir su propiedad como si fuera propia y por medio de golpes con amenazas de muerte (incluyendo el uso de un cuchillo) se negó en reiteradas ocasiones a hacer abandono del inmueble.

El sujeto tenía residencia registrada en el sector de Yerba Loza, Quellón —aunque en su remisoría se indica Alcaldeo de Rauco, Chonchi—, y arribó a la isla Lemuy a trabajar para la construcción del nuevo CESFAM de la ínsula entablando una “engañosa” amistad con el vecino para posteriormente hacerse el dueño la casa. Lo ocurrido provocó gran preocupación en la comunidad lemuyana involucrándose hasta el propio alcalde de la comuna quien solicitó a la justicia medidas de protección para el H.H.R.R. luego que tras denunciar los hechos, el delincuente fuera aprehendido pero puesto en libertad raudamente.

Sin embargo, el Ministerio Público continuó investigando y La Opinión de Chiloé confirmó que decidió perseverar pidiendo sanciones por dos hechos. El primero de ellos habría ocurrido el 28 de mayo de 2018, cuando alrededor de las 22.00 horas, el imputado llegó al domicilio de la víctima y comenzó a gritarle amenazándolo de muerte con un arma blanca tipo cuchillo; el segundo en tanto, se registró el 31 de mayo cuando alrededor de las 14.3o horas, el sujeto ingresó intempestivamente a la casa habitación del vecino vía amenazas y alegando que no tenía por qué irse.

A juicio de la Fiscalía, el primer incidente es constitutivo de un delito de amenazas con arma blanca, previsto y sancionado en el artículo 494 n.º4 del Código Penal en grado de desarrollo de consumado, atribuyendo al imputado participación en calidad de autor, de acuerdo al artículo 15 Nº 1 del Código Penal; por este hecho, se está pidiendo una multa de 4 UTM (aproximadamente $193.412.-). Respecto al segundo incidente, se estima que es constitutivo de un delito de violación de morada, previsto y sancionado en el artículo 144 del Código Penal, en grado de desarrollo de consumado, correspondiendo al imputado participación en calidad de autor, conforme al artículo 15 n.º1 del Código Penal; acá se están pidiendo 540 días de reclusión menor en su grado mínimo.

Sobre este eventual último delito, Luis Mora, defensor penal de Aguilar Aguilar, indicó que “técnicamente no se dan los presupuestos de tipo penal para que proceda la violación de morada” toda vez que para él, su defendido habitaba la casa independiente que el vecino no lo quisiera en ella. O sea, tácitamente, se aludió a que como lo ayudó dándole alojamiento temporal, entonces el obrero ya podía jactarse que era su casa habitación aunque el real dueño quisiera que se vaya.

La justicia será la que decidirá este martes (siempre que el delincuente sea habido y notificado de la audiencia).

Roberto Epifanio Aguilar Aguilar posee un cúmulo de causas donde ha sido investigado por violentas amenazas a varias mujeres, entre ellas a su propia conviviente; por ejemplo, en 2016 fue condenado a 300 días de presidio luego que en julio de 2015 intentara obligar a su pareja a dormir en el patio diciéndole “no quiero que entres a la casa o si no te voy a matar con el hacha y con el cuchillo”. También se suma una sentencia en 2014 de 61 días de presidio menor en su grado mínimo luego de protagonizar un año antes un robo en el sector de Curaco de Vilipulli, Chonchi, cuando forzó la entrada de una bodega y sustrajo una motosierra.

¡Bienvenido! Puedes opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En La Opinión de Chiloé valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Sé parte de la conversación.

Comentarios