Quellón: noche de terror vivió mujer; sujeto es indagado por presunto femicidio frustrado

Fotografía de contexto.

QUELLÓN (La Opinión de Chiloé) — Un brutal caso de violencia intrafamiliar se registró durante la madrugada de este lunes al interior de una vivienda del sector Astillero de Quellón luego que una mujer fuera salvajemente golpeada por su conviviente y lograra escapar para dar aviso a Carabineros; ninguno de los vecinos salió a socorrerla ni denunció, a pesar que se puede hacer anónimamente.

De acuerdo al parte de detenidos al que accedió La Opinión de Chiloé, alrededor de las 0.00 horas se habría generado una discusión entre ambos por consultas de la mujer al aludido tras haber llegado ebrio y tarde a la casa. El documento indica que la víctima relató que sin mediar provocación, Víctor Manuel Aravena Ortiz (34 años) “comenzó a agredirla con golpes de puño en diferentes partes del cuerpo para luego tomarla con una de sus manos a la altura del cuello, ahorcándola y con claras intenciones de matarla, en tanto con la otra mano siguió golpéandola en su rostro”; la mujer intentó defenderse y en medio del forcejeo, se logró zafar para escapar de la vivienda directo a la Sexta Comisaría de Quellón, donde llegó con severas lesiones producto de los golpes.

La víctima fue inmediatamente trasladada al Hospital de la ciudad puerto donde el médico de turno le diagnosticó lesiones de carácter grave; posterior a ello, y en compañía de ella, funcionarios policiales concurrieron a la vivienda alrededor de las 2.00 horas de la madrugada, ingresando previa autorización aprehendiendo al sujeto que estaba acostado. En medio de la inspección ocular, Carabineros fotografió un charco de sangre cerca de la cocina, sin embargo, posteriormente aquella no estaba determinándose que la mujer procedió a limpiar todo rápidamente cuando entró a la casa —sin que aún se sepan las razones— todo mientras se esperaba instrucciones de la Fiscalía que finalmente instruyó dar cuenta por femicidio frustrado, resguardo del sitio del suceso, enviar al imputado a control de detención y empadronar testigos, entre otras materias.

Un polerón manchado de sangre de Aravena Ortiz fue remitido para ser periciado por el Laboratorio de Criminalística de Carabineros de Puerto Montt, mientras que las horrorosas lesiones en el rostro de la mujer fueron fotografiadas y luego fue evaluada para identificar el nivel de riesgo potencial de VIF, determinándose en base a una serie de incidentes que ha vivido que es alto/vital. Se desconoce si la hija de ambos, de apenas 9 años, presenció el brutal ataque. Amigos del imputado aseveran que todo habría comenzado con una agresión física de la mujer hacia el varón, pero tras seguirse el protocolo y llevarlo a constatar lesiones, no se encontró ninguna por lo que los dichos de cercanos a Aravena Ortiz serían falsos.

Esta no es la primera vez que el sujeto golpea a la mujer, dado que en 2015 fue formalizado por lesiones menos graves en contexto de violencia intrafamiliar accediendo meses después a una suspensión condicional del procedimiento luego que se reconciliaran. En esa época, se determinó la obligación del imputado de concurrir al Cesfam de Quellón para una evaluación y de ser necesario, someterse a un tratamiento de control de impulsos o ira, sobreseyéndose el caso en marzo del año pasado. ¿Fue exitoso el tratamiento del Cesfam (si es que hubo alguno)?

¡Bienvenido! Puedes opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En La Opinión de Chiloé valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Sé parte de la conversación.

Comentarios