Quellón: trío habría protagonizado violento asalto; dos fueron detenidos y un tercero huyó

Fotografía: frontis de Sexta Comisaría de Carabineros de Quellón.

QUELLÓN (La Opinión de Chiloé) — Un amplio operativo policial la noche del lunes y parte de la madrugada del martes se registró por diversas calles de la ciudad puerto para dar con el paradero de tres sujetos que habrían perpetrado un violento asalto en el sector alto de Quellón.

De acuerdo a antecedentes expuestos en el tribunal que tuvo a la vista La Opinión de Chiloé, el ilícito habría ocurrido en calle Galvarino Riveros, entrando a calle El Pudú (cerca a una zona eriaza), cuando tres sujetos abordaron a M.S.G.J. (22 años) y tras propinarle una golpiza, le sustrajeron un celular y prendas de vestir, entre otras especies para posteriormente huir. Luego de lo ocurrido, la víctima procedió a realizar la denuncia respectiva, activándose un procedimiento policial para dar con el paradero de los presuntos implicados.

Así, alrededor de las 23.58 horas del lunes, se detuvo a Cristian Marcos Chiguay Tavie que se encontraba en un paradero en las inmediaciones del centro de Quellón con varias de las especies sustraídas, mientras que un segundo imputado, Marcos Isaías Antipán Hernández, fue capturado alrededor de las 4.12 de la madrugada del martes, presuntamente en su lugar de trabajo tras ser identificado como supuesto coautor. El tercero, escapó. Hay un testigo.

Ambos detenidos pasaron a control de detención y formalización de la investigación durante la mañana de este martes en el Juzgado de Letras, Garantía y Familia de Quellón, instancia en la que el Ministerio Público pidió la medida cautelar de prisión preventiva por estimar que constituyen un peligro para la seguridad de la sociedad y de la víctima tras imputarles la presunta comisión del delito de robo con violencia. Oídos los intervinientes, el juez Pablo Farfán Kemp ordenó que Chiguay Tavie sea trasladado a la cárcel de Castro mientras que para Antipán Hernández se decretó firma mensual.

Cabe mencionar que la defensa alegó que en realidad lo que ocurrió fue una riña, aunque no pudo explicar porqué los imputados escaparon con el celular y las prendas de vestir: supuestamente, se las llevaron “prestadas” pero sin pedírselas a la víctima, ergo, sin su autorización y con ánimo de lucro en medio de la golpiza. Se fijó un plazo de investigación de 60 días.

¡Bienvenido! Puedes opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En La Opinión de Chiloé valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Sé parte de la conversación.

Comentarios