El curioso negocio de la fotocopia en la municipalidad de Curaco de Vélez

REPORTAJE DE INVESTIGACIÓN (La Opinión de Chiloé) — ¿Cómo una comuna de escasos recursos llega en un par de años a gastar alrededor de 20 millones de pesos en fotocopias pagadas a un tercero, monto equivalente a un gran y moderno centro de fotocopiado? La Opinión de Chiloé se abocó a revisar una serie de antecedentes sobre lo (in)eficiente que ha resultado ser la Ilustre Municipalidad de Curaco de Vélez en un ítem que, a través de trato directo, sólo durante los últimos 11 meses ha expedido diversas órdenes de compra en torno a $3.617.794.- para un total aproximado de 253.347 fotocopias, y siempre con un mismo proveedor.

En particular, Curaco de Vélez es una pequeña comuna con recursos escasos para una gran cantidad de necesidades si se tiene en cuenta que un 30% de la población está en situación de pobreza por ingresos —según la CASEN— y que el Presupuesto Municipal estimado para este 2017 considera algunas fuentes de ingresos que se ven pequeñas en comparación a lo que se gasta en el ítem aludido: todo lo que recauda en patentes municipales durante un año no alcanza ni para cubrir la mitad de lo que se desembolsó para fotocopias en los últimos 11 meses.

Este millonario negocio que se teje en una de las comunas más pobres de la Provincia de Chiloé ha significado compras directas a Iván Segundo Mansilla Rute y su pequeño local en Esmeralda n.°214 de Castro por el simple ítem de servicios de copias en blanco y negro, que en términos unitarios no pareciera un gasto muy oneroso, pero ¿y si se habla de más de un millón de fotocopias?

Por ejemplo, de acuerdo a más de medio centenar de órdenes de compra que tuvo a la vista La Opinión de Chiloé, durante los últimos tres años la Ilustre Municipalidad de Curaco de Vélez ha gastado alrededor de $10.550.470.-, con un sobrecosto estimado nominal que podría ser equivalente a la habilitación de un moderno centro de fotocopiado propio en las dependencias municipales; de hecho, sólo con la adquisición de una fotocopiadora se hubiera satisfecho prácticamente toda la demanda anual de este tipo de servicio.

Todo el procedimiento es relativamente simple, mes a mes la encargada de adquisiciones de la unidad de Administración y Finanzas ingresa una orden de compra directa y se concreta la operación, acumulándose así a un largo listado de registros de cheques cobrados que, si se amplía el plazo de análisis, se acerca a una veintena de millones de pesos.

¿Fotocopiadora propia?

En perspectiva, según información de Mercado Público, una fotocopiadora nueva Samsung SCX-6545NX con capacidad de hasta 25.000 fotocopias al mes tiene un costo de $1.346.900.- (Dimacofi comercializa una seminueva a $343.910.-) con una depreciación mensual de $37.414.- siguiendo las instrucciones de la Resolución n°43/2002 del Servicio de Impuestos Internos para bienes físicos del activo inmovilizado. La compra incluye garantía por 24 meses y 3 cartridgde de tóner originales para 25.000 copias cada una, mientras que en el mercado uno original para recambio cuesta $44.384.-; no se requieren instalaciones eléctricas especiales.

En términos concretos, según datos de la orden de compra n.°3285-24-SE17 del 30 de enero de 2017, el municipio paga $357.000.- por cada 25.000 fotocopias; sin embargo, con fotocopiadora propia, el costo con depreciación ronda los $179.798.- más energía, vale decir, podrían existir ahorros de hasta $127.202.- mensuales considerando energía eléctrica por $50.000.- al mes.

Así, en términos anuales, se podría ahorrar hasta $1.526.424.- ¿Es eficiente o ineficiente el municipio de Curaco de Vélez?; las cifras parecen no mentir: si se anualiza el ahorro mensual y si se consideran los registros que aluden a que ya desde el año 2009 se contrata al mismo proveedor, el municipio habría pagado hasta $12.211.392.- en sobrecosto por el servicio de fotocopias (considerando recambio). Y eso sin ajustar los montos a la tasa social de descuento (del 6%), porque sería mayor.

Ante los millonario pagos que podrían haber sido evitables ¿por qué no realizar un leasing financiero o incluso hacer un esfuerzo en comprar una simple fotocopiadora para ahorrar tal cantidad de recursos? La Opinión de Chiloé revisó los registros de una serie de sesiones del Concejo, y el tema nunca ha sido tratado, a pesar que los poco más de doce millones de pesos son equivalentes a, por ejemplo, ocho veces lo que tiene presupuestado desembolsar el municipio este 2017 en equipos computacionales y periféricos, o incluso, para pagar todos los materiales de uso o consumo de los servicios comunitarios presupuestados este 2017.

NOTA: La orden de compra n.°3285-24-SE17 indica que el proveedor cobra $14,28.- por cada fotocopia. Respecto a las resmas de hojas, La Opinión de Chiloé constató que a través de convenio marco, la Distribuidora Papeles Industriales S.A. las ofrece a $1.960.- más un 1,2% de descuento por volumen.

Comentarios

comentarios

1 Trackback / Pingback

  1. Curaco de Vélez y negocio de la fotocopia: documentos desmienten a Administrador Municipal – La Opinión de Chiloé

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*