Lemuy: pagos irregulares en viaje a Perú eran de alcaldes de Puqueldón y Chonchi

Sorpresa causó entre vecinos de la isla Lemuy la revelación sobre los resultados de una fiscalización llevada adelante en 2016 por la Contraloría General de la República respecto a los viáticos de funcionarios municipales y gastos por comisiones y representaciones de los concejales en los que se detectaron pagos irregulares que alcanzarían la suma de $1.780.260.-, todo ocurrido en 2015.

De acuerdo a antecedentes que tuvo a la vista La Opinión de Chiloé, mediante los decretos de pago n.°1 y n.°2, ambos de 2015, el dinero se destinó para viáticos del alcalde de Puqueldón Pedro Montecinos Montiel y del otrora Director de Desarrollo Comunitario de esa comuna Fernando Oyarzún Macias, que en esa época era también concejal de Chonchi (hoy es su alcalde); éstos, correspondían a un viático diario del 40% por 11 días por concepto de una comisión de servicio a Perú desde el 9 al 20 de enero de 2015, todo con el fin acompañar en una gira técnica a miembros de la Agrupación de Guardadoras de Semillas de Papas Nativas Delicias de Lemuy para el Mundo.

Para la Contraloría, el pago de tales viáticos fue aprobado “mediante acuerdo del concejo n.°88 del 11 de diciembre de 2014, lo cual resulta improcedente“, toda vez que fue la Fundación de Innovación Agropecuaria (FIA) y la agrupación quienes habrían solventado la alimentación y alojamiento para ambos funcionarios, además de otras 13 personas, por un monto total de $7.585.470.-, vale decir, se financió la alimentación y el alojamiento por 11 días con $505.698.- por cada persona (sin incluir pasajes, que también fueron pagados por el FIA, INDAP y agricultores).

Desde la municipalidad, se indicó que “don Pedro Montecinos Montiel y don Fernando Oyarzún Macias, con los viáticos otorgados asumieron los costos asociados a su alimentación en la gira, ya que el alojamiento fue financiada 100% con cargo a los recursos aportados con recursos del FIA”; vale decir, ambos eventualmente gastaron $80.920.- cada uno al día en comida, algo que podría resultar exorbitante en el país vecino si se tiene en cuenta que, por ejemplo, comer en el exclusivo Central de Lima (un restaurante catalogado dentro de los mejores del mundo) cuesta menos de la mitad.

Sin embargo, tras revelarse que en realidad el organismo dependiente de INDAP había pagado todo, un año después se pidió el reintegro del dinero según consta en los memorándums n.°4 y n.°5 de la Dirección de Administración y Finanzas, todo aparentemente tras las indagatorias iniciadas por la Contraloría General de la República.

Además, el ente fiscalizador detectó que los decretos alcaldicios n.°96 n.°97, ambos del 8 de enero de 2015, por medio de los cuales se designaba tanto al DIDECO como al Alcalde en comisión de servicio a Perú, no se ajustaban a la ley.

Por otro lado, también se indicó que en el acta de la sesión ordinaria n.°01 del 23 de enero de 2015 del concejo municipal de Puqueldón, el alcalde no presentó un informe del mencionado cometido a Perú ni de su costo, lo que contraviene el artículo 79 letra 11), de la ley n.°18.695, Orgánica Constitucional de Municipalidades.

El reintegro del dinero ya se habría realizado.

Este es un espacio de conversación y debate, ¡atrévete!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*