Piden renuncia a Directora de Salud Chiloé tras una de las épocas más exitosas en el área

Fotografía: Marcela Cárcamo Hemmelman.

CASTRO (La Opinión de Chiloé) — Durante esta mañana se confirmó que el Ministerio de Salud pidió la renuncia de Marcela Cárcamo Hemmelman, Directora del Servicio de Salud Chiloé que, a pesar de haber ingresado por el Sistema de Alta Dirección Pública, deberá dejar el cargo por una decisión de carácter político del nuevo Gobierno.

Independiente de algunos altibajos y temas que faltan por resolver, La Opinión de Chiloé pudo confirmar —tras tener acceso a diversos informes de gestión— que la Ingeniero Comercial lideró desde 2015 una de las épocas más exitosas de los últimos años en el ámbito de la salud pública de la provincia con la concreción de multimillonarias inversiones en obras de infraestructura, que pueden ser catalogadas como las más grandes de la historia con las adjudicaciones de los hospitales de Ancud y Quellón, junto con iniciar los estudios para levantar los futuros nuevos Hospitales de Castro y Achao; pendiente queda el Hospital de Queilen cuya licitación está paralizada temporalmente tras una decisión del Tribunal de la Libre Competencia. A ello se suman Postas, Cesfams, eliminación de los niveles de deuda del Servicio de Salud, entre otras materias: los recursos que se concretaron en casi tres años de gestión (en obras y equipos) superaron los 150.000 millones de pesos .

Sobre su salida, Cárcamo Hemmelman señaló en Radio Quellón que:

“Se me comunicó que en nombre del ministro se me solicitaba la renuncia de manera voluntaria. Estoy un poco sorprendida porque hubo una modificación a la ley y en realidad eso no se podía hacer antes de 6 meses y por otro lado, bueno, también está el tema de la Alta Dirección Pública que señala en estos concursos que uno puede estar tres años en el cargo, después tres años más, pero uno entiende que aquí hay una voluntad política de colocar a alguien que tenga que ver con la línea de pensamiento que está administrando el país y bueno, a ese contexto obedece esto que es básicamente político.

“Yo estoy contenta porque hemos hecho una tremenda gestión, estamos construyendo el hospital de Ancud, el hospital de Quellón, el hospital de Queilen está listo, hemos mandado una propuesta para solucionar el tema de la suspensión de ese hospital (…); por otro lado de los cinco CECOSF ya tres están en funcionamiento, el de Aytué se entrega el viernes y el de Quetalmahue se está construyendo, el SAR de Ancud se está construyendo, el SAR de Castro se va a construir ahora pronto. Sobre el CESFAM de Dalcahue, estamos esperando el decreto para retomar las obras y para el CESFAM de Chonchi ya recibimos el decreto y estamos viendo las obras civiles que son las que faltan.

“Lo otro es que hemos mejorado los indicadores de salud primaria, hemos incorporado médicos generales de zona, compramos las ambulanchas, equipamiento por más de seis mil millones, dejamos el servicio con deuda cero“.

¡Bienvenido! Puedes opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En La Opinión de Chiloé valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Sé parte de la conversación.

Comentarios