Agua con fecas: ¿qué pasó con el millonario proyecto de agua potable y alcantarillado en Quemchi?

Véase también:
Toman medidas en Quemchi tras entrega de agua con coliformes a estudiantes.
Quemchi: prohíben consumo de agua potable cruda y decretan racionamiento.

REPORTAJE DE INVESTIGACIÓN (La Opinión de Chiloé) — Diversas molestias e incertidumbre ha provocado el estado de emergencia sanitaria en el sector urbano de la ciudad de Quemchi declarado mediante el Decreto Alcaldicio n.°2722 de la Ilustre Municipalidad luego que la Seremi de Salud de la Región de Los Lagos decretara la prohibición del consumo del Agua Potable del APR Comunal por constituir un riesgo para la Salud de la población.

Tal y como consignó La Opinión de Chiloé, tras registrarse decenas de personas aquejadas de cuadros gastrointestinales, se confirmó que se estaba entregando agua con niveles de cloro bajo la normativa, mientras que posteriormente se informó que los análisis mostraron 2.500 partes por millón de coliformes fecales en varias muestras.

Al conocerse la noticia, la autoridad sanitaria de la provincia de Chiloé ordenó la inmediata limpieza integral en las redes de distribución y estanques estabilizadores de agua, mientas que el Gobernador Provincial, René Garcés, afirmó “nosotros activamos la utilización de 5 camiones aljibes para dar solución momentánea a esta situación durante el fin de semana de Semana Santa, pero aún así el tema es de mucha preocupación entendiendo que lo que quizás ha sucedido en ese APR es que no ha existido una mantención por mucho tiempo“, agregando que se tienen antecedentes “hace mucho tiempo” sobre problemas en el sistema de abastecimiento de agua potable y que se buscan soluciones.

El alcalde, Gustavo Lobos, ha reconocido públicamente que la infraestructura que provee el vital servicio “es precaria” y que desde que asumió, habrían tomado algunas medidas paliativas, aunque no se ha referido explícitamente al porqué no se había realizado limpieza de los estanques hace meses o las razones por las que el proceso de clorado tiene inconveniente, todos problemas de gestión que directamente serían responsabilidad tanto de la anterior administración como de la actual, ya que hace más de 4 meses asumió el nuevo alcalde y recién ahora se limpiarán los estanques y se realizaron muestreos, algo que debería hacerse periódicamente. Los intoxicados, según Lobos, se deben a que la ciudad no cuenta con alcantarillado, aunque fuentes del área de la salud confirman que además de la infraestructura, hay evidentes problemas de mantenimiento.

Nueva infraestructura de agua potable y alcantarillado

En julio de 2015 diversos actores políticos de la comuna de Quemchi celebraban que el Consejo Regional de Los Lagos había aprobado algo más de 4.600 millones de pesos para la realización del proyecto “Construcción Infraestructura Agua Potable y Alcantarillado”, todo tras el plenario realizado en la biblioteca pública de la comuna.

¿Qué pasó con ese proyecto? La Opinión de Chiloé procedió a revisar una serie de documentos y registros sobre este tema a contar de ese año, y a sondear en los registros del Ministerio de Desarrollo Social sobre el estado de este millonario proyecto en la actualidad.

Así, tras el plenario de julio de 2015, el 7 de enero de 2016 se ingresó al Sistema Nacional de Inversiones (SNI) el proyecto de mejoramiento y ampliación del sistema de agua potable rural y ese mismo día se recomendó favorablemente por un monto de $4.880.783.000.-; como ya había sido aprobado por los CORE, el 9 de febrero se realizó la firma del convenio entre Gobierno Regional de Los Lagos y la llustre Municipalidad de Quemchi para la transferencia de recursos con el fin de dar el vamos a la licitación de las obras del proyecto. Tras la firma, el 16 de febrero de 2016 el Gobierno Regional aprobó el convenio celebrado mediante Resolución Afecta n.°021, mientras que casi dos meses después el Municipio de Quemchi realizó lo mismo mediante Decreto n.°2.590 del 31 de marzo de 2016.

Luego de esos trámites, el 18 de abril el Concejo Municipal aprobó por unanimidad el llamado a licitación pública para comenzar las obras del proyecto “Construcción Infraestructura Agua Potable y Alcantarillado de Quemchi”, proceso que fue publicado el 22 del mismo mes según consta en el Decreto Alcaldicio n.°3182. Bastante confianza mostraban en esa oportunidad las autoridades locales, más cuando diez empresas se presentaron el 3 y 25 de mayo a la visita a terreno mostrando interés; de acuerdo a las dos Actas respectivas a las que accedió La Opinión de Chiloé, asistieron los representantes de la Constructora Angelmó S.A., la Constructora Constructiva Ltda., Inlac S.A., Ascon Ltda., EyC Empresa Constructora S.A., Servap S.A., Constructora Luis Navarro S.A., Constructora Recondo S.A., Contructora Conde Ltda. y los contratistas Jaime Harcha Lahsen y Juan Cataldo Muñoz, todos junto a Patricia Salazar Miranda, Directora de Obras del municipio.

Sin embargo, el entusiasmo desapareció cuando el 29 de junio se tuvo que asumir el fracaso de la licitación, declarándose desierta por la no presentación de ofertas.

Ante esta situación, mediante el Decreto Alcaldicio n.°5548 del 25 de julio se volvió a la carga, por lo que un día después apareció publicado un nuevo proceso de licitación. Esta vez, cuatro empresas se presentaron a la visita a terreno mostrando interés; de acuerdo al Acta del el 8 de agosto que tuvo a la vista La Opinión de Chiloé, los representantes que asistieron fueron de Delta Ingeniería y Construcción S.A., Servicios y Construcciones CIS S.A., Constructora Luis Navarro S.A. y Sistemas y Proyectos Ambientales de Agua S.A., todos junto a Patricia Salazar Miranda, Directora de Obras del municipio.

Sin embargo, otra vez se tuvo que enfrentar un fracaso ya que el 30 de agosto se declaró desierta la licitación porque nadie ingresó alguna oferta.

Con estos antecedentes, el proyecto quedó en stand by para realizarle presuntas “modificaciones” con el fin de incitar a proponentes en una tercera licitación, pero las inminentes elecciones municipales y el cambio de administración postergó el asunto. Luego, el 4 de enero de 2017 se ingresó al SNI el proyecto sin cambios y ese mismo día se recomendó favorablemente por un monto de $5.352.777.000.- Cero modificaciones significativas al proyecto, no se realizaron cambios en todos esos meses más allá de ajustar las partidas presupuestarias, vale decir, cuatro meses perdidos.

La emergencia que aqueja a la ciudad actualmente ha llevado a plantearse si ¿ha existido o existió alguna gestión desde las reparticiones públicas desde agosto de 2016? ¿Por qué aún está entrampado un proyecto que ya está evaluado tanto a nivel técnico como financiero, con presupuestos, estudios de demanda, planos y diseños listos? ¿Por qué se señala que se está trabajando en algo que está listo? ¿Por qué si ya se tiene la recomendación favorable del Ministerio de Desarrollo Social no se ha abierto una nueva licitación?

El proyecto

El proyecto considera que 693 viviendas se conectarán al sistema de alcantarillado y planta de tratamiento de aguas servidas, uniéndose así a otras 250 viviendas sociales que ya lo poseen, con lo que toda la ciudad pasaría a tener cobertura de alcantarillado, tratamiento y disposición de aguas servidas. Además, se incluyen obras en el sistema de agua potable rural existente para mejorar la calidad y regularizar las conexiones de las redes para 402 viviendas, conectando a otras 20 que no tienen el servicio. Por otro lado, se reforzarán las redes y los grifos existentes, sumando varios más.

El costo a invertir en cada vivienda superará los $5.000.000.-, estimándose un consumo de 150 litros por habitante al día. Si bien es cierto desde el Municipio se ha señalado que están trabajando en una solución, el proyecto presentado al SNI que tuvo a la vista La Opinión de Chiloé demuestra que ya se realizaron evaluaciones técnico-económicas, y que no parece ser efectivo que se necesiten nuevos estudios:

Para la planta de tratamiento, se evaluaron dos opciones tecnológicas: una que utiliza lodos activados de aireación extendida con un VAC Social de $1.043.955.000.- y otra con lodos activados de aireación convencional con un VAC Socual de $1.021.004.000.-; esta última se eligió y es la que espera ser concretada. No necesita más evaluaciones ni nada, sólo gestión para concretarse ya que tiene la recomendación favorable.

Para el agua potable, redes de recolección y planta elevadora de aguas servidas (PEAS), se analizó una alternativa configurada de acuerdo a la red vial, mientras que no hay problemas con los derechos de agua porque el municipio ya los posee para cubrir toda la demanda actual y futura (asumiendo un crecimiento poblacional del 2% al año).

Todo ya está listo, se han estimado los costos de inversión, de operación totales al año ($98.373.000.- pagado por los usuarios y municipalidad) y de administración/mantención al año ($20.420.000.-).

Fotografía: Fernanda Arriagada.

Este es un espacio de conversación y debate, ¡atrévete!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*