Ancud: ¿estudio «podrido»? de Essal descarta su responsabilidad por hedor y fecas en Costanera

Véase también:
Ancud: miles de personas acusan “olor a caca”; ¿fue o no fue la lamilla?
Ancud (des)encanta: informe por malos olores confirmaría fecas en Costanera.
Ancud: municipio y Essal podrían ser los responsables por hedor y fecas en Costanera.

ANCUD (La Opinión de Chiloé) — Un interesante estudio financiado por la Empresa de Servicios Sanitarios de Los Lagos, Essal, en Ancud reveló recientemente la inexistencia de coliformes fecales por sobre la norma en las costas de la ciudad, todo en el marco de una indagatoria por varios episodios de fuertes malos olores que afectaron a parte importante del radio urbano.

Tal y como reportó La Opinión de Chiloé, fue a mediados de marzo que una parte significativa de la zona costera de la ciudad chilota se vio afectada por la mala calidad del aire, provocado estragos no sólo en diversos barrios del área, sino que también derivó en el traslado de varios niños de la Escuela Chiloé hacia el Hospital San Carlos de Ancud con síntomas adscritos a una potencial intoxicación. Inicialmente el hedor se justificó con una eventual descomposición de lamilla (Ulva lactuca) y otras algas depositadas por las mareas en la playa Fátima, aunque posteriormente se determinó la existencia de ácido sulfhídrico y altos niveles de coliformes fecales tras mediciones realizadas por la Autoridad Sanitaria y La Armada.

Fue así que la Seremi de Salud de Los Lagos inició un Sumario Sanitario en contra de la I. Municipalidad de Ancud y Essal para determinar eventuales responsabilidades en los desagradables episodios que afectaron a miles de personas. En tal marco, la empresa contrató a la consultora Enviro Métrica TSG que descartó la presencia de coliformes fecales en la Bahía, añadiendo además que los olores provendrían de algas en descomposición.

Aunque la compañía no ha liberado el reporte para conocimiento público ni los métodos utilizados, si se sabe que el 5 de abril se tomaron 19 muestras en distintos puntos de la zona las que no encontraron coliformes fecales fuera de norma, mientras que entre el 3 y 5 de abril se estudió la presencia de olores determinándose que se vincularían a descomposición de algas. Sin embargo, se debe indicar que todos estos procedimientos se realizaron aproximadamente dos semanas después de los mayores episodios de malos olores.

Según la empresa de servicios sanitarios, «los estudios han comprobado la falta de incidencia de Essal en los problemas denunciados en la Bahía de Ancud», aunque se desconoce por ahora el alcance de la indagatoria más allá de lo que expuso en un comunicado.

En particular, no se sabe la forma en que se determinaron las estaciones de muestreo, su disposición frente al emisario submarino, su relación a las direcciones que normalmente asumen las mareas vaciantes o a qué distancia se colocaron del estero La Toma (cerca del Muelle), del Estero Matadero (en playa Fátima), de los dos desagües de aguas lluvias en la Costanera y del emisario de Essal cercano al PEAS Yungay (frente a la desembocadura del Estero Matadero). Al no encontrarse coliformes fecales en la zona, aparentemente el estudio de Essal indica que las aguas servidas del conjunto de las viviendas que aún las vierten al mar son inocuas.

Tampoco se sabe si existió un análisis comparativo en relación a datos históricos sobre presencia de coliformes en puntos cercanos a la costa ni las razones por las cuales el esperable material orgánico proveniente de los desagües comprobados de viviendas en los esteros en comento no fueron detectados.

Se debe recordar que los estudios realizados en plena emergencia detectaron una alta presencia de coliformes fecales en las muestras de organismos públicos, y que iban desde los 5.000 a 16.000 por cada 100 mililitros de agua. ¿Essal, quien muestreó varios días después de los episodios, aparentemente encontró cero?

¡Bienvenido! Puedes opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En La Opinión de Chiloé valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Sé parte de la conversación.

Comentarios