Ancud: intento de autoagresión de alumna revela tortuoso bullying en escuela

ANCUD (La Opinión de Chiloé) — Con apoyo multidisciplinario se encontraría actualmente una adolescente de un liceo de Ancud luego que hace un par de semanas sus padres descubrieran que intentó autolesionarse con algún objeto desconocido, hecho que provocó profunda preocupación y la búsqueda inmediata de ayuda profesional para intentar determinar con mayor precisión las razones.

De acuerdo a antecedentes indagados por La Opinión de Chiloé, este no es el primer caso de un alumno que está con apoyo en tal establecimiento por un hecho similar, y que tiende a darse en algunos adolescentes con alta labilidad emocional que, desconociendo otros medios de expresarla, terminan autolesionando su cuerpo. Sin embargo, para el caso de la estudiante, lo ocurrido tendría su origen en un constante bullying escolar en la enseñanza básica del Colegio El Pilar, y que sólo habría terminado definitivamente cuando se licenció de octavo.

En conversación con La Opinión de Chiloé la madre precisó que las acciones de acoso se remiten principalmente a un compañero de curso que hace alrededor de dos años la agredía de manera verbal, y que bajó en intensidad el año pasado cuando él quedó repitiendo, aunque no desaparecieron del todo porque “en el momento de los recreos igual se burlaba, le decía cosas”. Agregó que como madre, había observado un cambio actitudinal en su hija y que “incluso uno le preguntaba [qué le pasaba], pero para ella estaba todo bien”, y que lo vivido en el colegio sólo se reveló cuando la llevaron a una consulta médica “y ahí recién supimos nosotros que ella había pasado por esto”.

La mamá mencionó que “hubo un intento de dañarse, de cortarse, lo que no llegó a urgencia ni nada pero sí le quedó una marca” y que actualmente estaría recibiendo ayuda profesional para enfrentar un “trauma dejado por distintas situaciones de acoso escolar (bullying)”; además, refiere como un apoyo importante en este proceso al liceo, que también le estaría prestando soporte. Por otro lado, se mostró relativamente molesta con el Colegio por no pesquisar esta situación afirmando que “quizás deben haber muchos niños más que están así, y por miedo no quieren hablar como le pasó a mi hija“.

El actual Director del Colegio El Pilar, Jorge Ruíz, señaló a La Opinión de Chiloé que a grandes rasgos supo lo ocurrido en voz de la mamá y después de la del papá, reconociendo que en la época de mayor acoso eventualmente no existía una coordinación sobre el tema de la convivencia escolar tan eficaz como lo es ahora, añadiendo que a pesar del esfuerzo de los profesores e inspectores para lidiar con estas situaciones “igual hay aspectos que no se conocen, o no se saben manejar”.

Indicó que desde el año pasado comenzaron a gestionar (e implementar) acciones conducentes a un abordaje más coordinado para detectar y prevenir estos hechos, donde muchas veces el agresor también es víctima indirecta que replica dinámicas de agresividad no explícitas que ve en su propia familia o entorno. Ruíz aseveró que “tenemos nuestro Plan de Convivencia Escolar tal como lo exige la Ley, y como lo exige el Ministerio, y somos uno de los primeros colegios de Ancud en tenerlo (…) a partir de este año, estamos muy bien implementados, tenemos dos psicólogos, uno del programa de integración y otro que llegó precisamente esta semana a trabajar para el programa de integración y para los casos que se necesiten trabajar”.

Sobre su equipo de convivencia escolar, reseñó que está conformado por un coordinador que desde este año está en jornada completa, el inspector general, la hermana Carmen que es orientadora del colegio y Pastoral, quienes mantienen contacto con el profesorado, inspectores y padres/apoderados para poder identificar y abordar posibles casos. En cuanto a lo ocurrido con la menor, mencionó que están recabando antecedentes y que están con la plena disposición de ofrecer ayuda complementaria si es necesario.

Cabe indicar que a la fecha, en todo el Archipiélago de Chiloé existen 7 denuncias por maltrato escolar ingresados a la Superintendencia de Educación, aunque también hay muchos otros que son tratados de manera interna por los establecimientos educacionales y no llegan a mayores instancias, como por ejemplo un caso reciente ocurrido en la Enseñanza Básica del Seminario Conciliar de Ancud, donde según antecedentes indagados por La Opinión de Chiloé, una alumna víctima de bullying por más de 1 año (incluyendo cyberbullying vía Facebook) habría terminado por agredir a su victimaria luego que esta última, intentara escalar a violencia física con empujones e intento de golpes afuera de una sala.

Comentarios

comentarios

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*