Dalcahue: vuelco tras accidente que dejó una fallecida; imputan a ebria

Fotografía: Bárbara Gallardo Barría.
Véase también:
Dalcahue: accidente deja una joven fallecida y otra en estado grave.

DALCAHUE (La Opinión de Chiloé) — Un vuelco de proporciones es el que tuvo este jueves ante tribunales la causa penal abierta tras un fatal accidente de tránsito ocurrido el domingo 24 de junio de 2018 en el sector Ñiucho, Dalcahue, y que dejó a una joven fallecida dada la gravedad de sus lesiones.

De acuerdo a lo consignado por La Opinión de Chiloé, un automóvil Samsung patente FFCP-28 y un minibús con recorrido Castro-Dalcahue (donde sólo iba el chofer y un acompañante) habrían chocado violentamente mientras circulaban por la Ruta W-45, a la altura del kilómetro 2,700, dejando a Bárbara Gallardo Barría fallecida y a otra con heridas de extrema gravedad; ambas ocupantes del vehículo menor.

La sobreviviente, identificada como Jimena Virginia Cárdenas Lincomán (38 años), fue trasladada al Hospital Dr. Augusto Riffart de Castro con diagnóstico reservado mientras que inicialmente se había descartado la presencia de alcohol en los conductores. Sin embargo, a casi un año de ocurrido tal accidente, una serie de sospechas y situaciones eventualmente anómalas denunciadas por familiares de la fallecida han levantado polvareda en la investigación, arguyéndose que se habría intentado manipular el sitio del suceso y que la alcoholemia de la acompañante de la fallecida se encontraba «extraviada» o raramente «demorada» .

En particular, fuentes conocedoras del caso confirmaron a La Opinión de Chiloé que recién este jueves se agregó a la carpeta investigativa la alcoholemia de rigor proveniente del Servicio Médico Legal de Valdivia, el cual arrojó 1,45 gramos de alcohol por litro de sangre, vale decir, que Cárdenas Lincomán había estado en evidente estado de ebriedad cuando protagonizó el accidente.

Fue así que se le procedió a reformalizar como presunta autora de los delitos de lesiones leves y de conducción en estado de ebriedad con resultado de muerte. Desde la defensa se indica la eventual presencia de un estado amnésico de la imputada para argumentar que ella no recordaría que bebió ese día, algo que ha asegurado durante todo el proceso aunque luego de la aparición de la alcoholemia (que estaba pseudo-extravidada), eso se ha desmentido.

Para el próximo 2 de julio quedó fijada la audiencia para debatir si se le aplica la medida cautelar de prisión preventiva y si es necesario un aumento del plazo de cierre investigación.

¡Bienvenido! Puedes opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En La Opinión de Chiloé valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Sé parte de la conversación.

Comentarios