La curiosa declaración de Camanchaca por wellboat hundido en Chonchi

Véase también:
Chonchi: 11 tripulantes rescatados tras hundimiento de wellboat en Pilpilehue.
Sernapesca y peces podridos en mar de Chonchi: “las multas no son tan grandes”.

CHONCHI (La Opinión de Chiloé) — A través de un comunicado, durante las últimas horas la Empresa Salmonera Camanchaca se refirió de manera pública al incidente ocurrido hace menos de una semana en las costas de Pilpilehue, Chonchi, donde el wellboat Seikongen se hundió transportando más de 200.000 kilogramos de salmones que le pertenecían y 70.000 litros de combustible.

La declaración se da en el marco del inicio de acciones legales ante el Juzgado de Letras de Castro por parte del Servicio Nacional de Pesca que busca sanciones hacia la empresa por no retirar la carga dentro del plazo legal, y que corresponderían principalmente a potenciales multas que tal y como consignó La Opinión de Chiloé, no serían de cuantía significativa luego que el propio director regional de Sernapesca, Eduardo Aguilera León, reconociera que “las multas no son tan grandes”.

A este respecto, Camanchaca se refirió de manera curiosa a lo ocurrido aludiendo a que están esforzándose para que sus operaciones sigan con normalidad y que sus estados financieros no se verán afectados, derivando la responsabilidad a CPT Empresas Marítimas que es la propietaria del buque: indicó que el retiro de los peces en descomposición le correspondería “a personal especializado contratado por la empresa de transporte marítimo dueña del barco”. Tras ello, desde Sernapesca rápidamente salieron a comentar lo aseverado por la salmonera acotando que “la responsable es la propietaria de los peces, sin perjuicio de las acciones que ella pueda ejercer sobre quien le presta servicios”.

La Opinión de Chiloé pasa a exponer de manera íntegra el comunicado de Camanchaca:

En relación a la denuncia formulada por la Dirección de Sernapesca contra Salmones Camanchaca por su supuesta responsabilidad por no retirar en 48 horas la carga que permanecía al interior del barco “Seikongen”, que zozobró en las costas de la comuna de Chonchi el miércoles pasado, la compañía manifiesta lo siguiente:

1. Aproximadamente 200 toneladas de peces vivos fueron retirados desde uno de sus centros por un barco de la empresa de transporte marítimo CPT Empresas Marítimas S.A., contratada para estos efectos. Por razones que son investigadas por la Autoridad Marítima, la nave se hundió a una distancia aproximada de un kilómetro y medio del centro, con su carga de peces vivos, circunstancia que generó posteriormente la muerte de estas especies. El retiro de esta mortandad, le corresponde, en conformidad a la normativa vigente, a personal especializado contratado por la empresa de transporte marítimo dueña del barco, en la forma que determine la Autoridad Marítima.

2. Luego de ocurrida la emergencia, la Autoridad Marítima tomó a su cargo la situación y dispuso la prohibición de acercarse a la zona del accidente, prohibición que rigió hasta la tarde del domingo pasado. Así, la coordinación de las maniobras de extracción de la carga y reflotamiento del barco se iniciaron el mismo domingo en la tarde, y están a cargo de quién corresponde, el personal especializado de la compañía naviera. Salmones Camanchaca, como empresa afectada y vecina de la zona, está colaborando activamente en todo lo que está a su alcance y le corresponde para mitigar los efectos de este accidente.

3. Finalmente, Salmones Camanchaca informa que ha adoptado las medidas correspondientes para evitar que este accidente afecte la normalidad de sus operaciones y se prevé que no se verán afectados sus estados financieros.

A bordo de la nave existirían 37.600 ejemplares de salmones con un peso promedio de 5,7 kilos aproximados, lo que arroja un total de 214.300 kilogramos. Los peces murieron luego que los sistemas de oxigenación fallaran por lo que actualmente son catalogados como “desechos industriales” por parte de Sernapesca representando, en opinión del organismo público, “un grave riesgo sanitario y ambiental, considerando la baja profundidad en la que se encuentran (alrededor de 10 metros) y que la zona del naufragio es de alta actividad pesquera y extractiva”.

A este respecto, la autoridad sanitaria dispuso el cierre del área para la extracción de moluscos tanto desde centros de cultivo de mitílidos como de cualquier actividad extractiva ejercida por los propios pobladores, por lo que el hundimiento está provocando un daño económico para la comunidad de Pilpilehue y zonas aledañas.

Las multas que arriesga la empresa por incumplir el Reglamento Sanitario de Acuicultura van entre 300 a 3 mil UTM.

¡Bienvenido! Puedes opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En La Opinión de Chiloé valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Sé parte de la conversación.

Comentarios