Quemchi: formalizada por falsificación de licencias médicas quedó excandidata a alcalde

Véase también:
Quemchi: formalizarán a excandidata PS a alcaldía por presunta falsificación de licencias médicas.
Quemchi: fallo vergonzoso contra municipio tras desvincular a excandidata PS a alcaldía.

QUEMCHI (La Opinión de Chiloé) — Durante la mañana de hoy lunes se realizó finalmente la audiencia de formalización de la investigación en contra de Alba Nora Muñoz Muñoz, excandidata a la alcaldía de Quemchi protagonista principal del presunto delito de uso de licencias médicas falsas al interior del municipio quemchino, y que podría hipotecar sus opciones para las próximas elecciones municipales. Este hecho ha provocado un selectivo silencio del actual alcalde UDI Gustavo Lobos Marín, a quien acusan, estaría detrás de la denuncia en búsqueda de evitar que ella se postule al cargo de alcalde; el aludido, sufrió recientemente un duro golpe en tribunales luego que se acreditara que denostó públicamente a la mujer, ordenándose además el pago de 20 millones de pesos por vulneración de derechos fundamentales tras desvincularla.

De acuerdo a antecedentes recopilados por La Opinión de Chiloé, los hechos se acotarían a licencias médicas utilizadas en noviembre y diciembre de 2016 que, según obraría en la carpeta investigativa, serían “ideológicamente” falsas toda vez que se utilizaron para justificar la no concurrencia de la excandidata a sus labores como Secretaria de Alcaldía por razones de salud; cabe indicar que en antecedentes que estarían en la Oficina de Personal de la Municipalidad de Quemchi durante 2016 la aludida habría estado ausente de sus funciones por 206 días, ya sea haciendo uso de su feriado legal, permisos administrativos o licencias médicas.

Desde el municipio se indica que la médico Pamela Iglesias Boisier le habría emitido las licencias mientras prestaba servicios a más de mil kilómetros de distancia de Quemchi aseverando que “esta parte se vio en el deber de denunciar de conformidad al artículo 5° de la Ley n.° 20.585, ante la Superintendencia de Seguridad Social (SUCESO) (…) de acuerdo a la especialidad de la doctora Iglesias la patología de la demandante pertenecía a una rama diferente a la que tiene la doctora, la cual es de dermatología, resultando inverosímil que la pudiese además diagnosticar con una patología de la salud mental, especialidad de la cual la doctora que emitió las licencias de la Sra. Muñoz le es ajena”. Aunque se ha aseverado que existiría una querella sobre el supuesto uso de licencias falsas, La Opinión de Chiloé cotejó que ello no es efectivo.

El consistorio se agrega que “la Sra. Lesly Osores, Encargada de Recursos Humanos del Hospital de Queilen, la doctora Iglesias no prestaba servicios para dicho establecimiento desde el día 31 de marzo de 2016, sino que se encontraba desarrollando el Programa de Titulo de Especialistas, Especialidad Primaria en Dermatología en la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, Escuela de Postgrados, Centro Formador Hospital Clínico de la Universidad de Chile, ubicado en avenida Santos Dumont N° 999, comuna de Independencia, Región Metropolitana, es decir, a una distancia aproximada de 1,219 kilómetros (a unas 14 horas en vehículo), sin embargo había emitido licencias médicas a la Sra. Muñoz, no sólo señalando un domicilio que no es real, sino con posible ausencia de fundamento médico, ya que era imposible que a la distancia mencionada haya podido atender, tratar y diagnosticar a la Sra. Muñoz”.

Nicolás Sanhueza, abogado defensor de la médico, rechazó las imputaciones “las tres licencias emitidas por la doctora Iglesias tienen fundamento médico, están acreditadas con los informes que hemos presentado ante la Superintendencia de Seguridad Social; las tres licencias no fueron impugnadas por la Compin respectiva, por lo tanto sostenemos que la doctora es la médico tratante de la paciente ya que vivió por lo menos cinco años en Chiloé, la atendió en reiteradas oportunidades y ante la patología que presentó la paciente, [ésta] consultó con su médico tratante que emitió tres licencias”.

Tanto Muñoz Muñoz como la médico fueron formalizadas como presuntas autoras en grado de consumado del delito de falsificación y uso malicioso de licencias médicas o pensiones previsto y sancionado en el artículo 202 y 204 inciso final del Código Penal; se decretó arraigo nacional como medida cautelar, fijándose un plazo de investigación de 60 días. Ambas podría enfrentar reclusión menor en su grado mínimo (de 61 días a 540 días de presidio) y multa de seis a diez unidades tributarias mensuales (hasta alrededor de $483.530.-).

Hay que mencionar que el actual alcalde Gustavo Lobos Marín terminó por desvincular a Alba Nora tomando como fundamento el artículo 148 de la Ley n.°18.883 Estatuto Administrativo para Funcionarios Municipales que indica “el alcalde podrá considerar como salud incompatible con el desempeño del cargo, haber hecho uso de licencia médica en un lapso continuo o discontinuo superior a seis meses en los últimos dos años, sin mediar declaración de salud irrecuperable”.

Luego de la desvinculación, la excandidata demandó al municipio por violación de derechos fundamentales y ganó parcialmente: se le deben pagar 20 millones de pesos. Adicionalmente en el fallo, se demostró la existencia de “expresiones denostativas del señor alcalde” hacia la aludida, algo que habría realizado de manera pública; esta no es la primera vez en la que Gustavo Lobos Marín se ve envuelvo en incidentes donde mujeres terminan acusándolo de trato denostativo o vejatorio (ver nota relacionada).

¡Bienvenido! Puedes opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En La Opinión de Chiloé valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Sé parte de la conversación.

Comentarios