Triste récord en Ancud: lidera en Chile patentes de alcoholes “fuera de la ley”

ANCUD (La Opinión de Chiloé) — Un largo trabajo para catastrar el número de patentes de alcoholes en el país ha estado realizado el Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol (Senda), y que en dos años ha abarcado a 252 comunas (de 346) y 46.096 permisos.

La entrega de patentes está regulada por la Ley n.°19.925, que en el inciso primero del artículo 7 señala: “en cada comuna, las patentes indicadas en las letras A, E, F y H del artículo 3º no podrán exceder, en ningún caso, la proporción de un establecimiento por cada 600 habitantes“. Según La Tercera, la información preliminar indica que en un 68% de las catastradas no se cumple con tal norma, mientras que dentro de las 10 comunas que más incumplen la ley se encontraría Ancud, quien de manera sorprendente ocupa el sexto lugar.

Así, por normativa Ancud debiera tener 74 permisos, pero actualmente ostentaría 176, representando un 138% por sobre lo fijado en la ley; o sea, si se tiene en cuenta que el INE proyecta para el año 2017 un total de 44.249 habitantes, entonces existiría “un bar por cada 251 personas”.

¿De quién es la responsabilidad?

La norma es clara al afirmar que son las ordenanzas municipales las que deben cumplir el rol de control territorial del expendio de alcohol; luego, en Ancud teóricamente debe hacerlo la Ordenanza Municipal n.°9 firmada el 12 de febrero de 2010 por el otrora alcalde de Ancud, Federico Kruger Finsterbusch (UDI).

En el documento que tuvo a la vista La Opinión de Chiloé se señala en el inciso primero del artículo 2° que: “las patentes de alcoholes sólo se podrán otorgar mediante decreto alcaldicio previo acuerdo del Honorable Concejo Municipal. Asimismo, igual procedimiento se aplicará respecto de la renovación, caducidad y traslado de ellas”.

¿Existe un procedimiento para determinar el número de patentes? 

No es necesario que la ordenanza municipal lo indique, porque el inciso segundo del artículo 7 de la Ley n.°19.925 es explícita en indicar que el número de patentes limitadas en cada comuna (letras A, E, F y H del artículo 3º) será fijado cada tres años por el intendente regional, previo informe del alcalde con acuerdo del concejo, tomando como base el número de habitantes que señale el INE.

Ancud debiera tener 74, pero el número es mucho mayor. ¿Qué se debe hacer? La ordenanza municipal no lo dice tampoco, aunque en parte del inciso tercero del artículo 7 de la Ley n.°19.925 dice “las municipalidades no renovarán las patentes otorgadas a los establecimientos respectivos cuando sean definitivamente clausurados por infracción a esta ley o a disposiciones municipales (…) de modo tal que las patentes limitadas caduquen cuando no sean pagadas dentro de los plazos legales hasta que se alcance el número de ellas que se hubiere previsto”.

Luego, se desconoce el procedimiento exacto que aplica o ha aplicado Ancud para reducir los 176 permisos vigentes a los 74 permitidos, y parte de ello se debe precisamente al enorme vacío que tiene la Ordenanza Municipal n.°9 firmada el 12 de febrero de 2010 para operacionalizar las causales de cese de patente consignadas en el artículo 20 de la Ley n.°19.925.

Como dato, según registros a los que accedió La Opinión de Chiloé, dentro de la ciudad la venta entre privados de una patente de alcoholes vigente podría llegar a costar entre 2,5 y 5,5 millones de pesos.

¿Para qué sirve catastrar las patentes de alcoholes?

De acuerdo al Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol (Senda), el catastro permitirá georreferenciar los delitos por comuna, dado que existen estudios que vinculan la prevalencia de violencia intrafamiliar, homicidios y otros delitos de alta connotación social con el número (o ubicación) de locales que expenden alcohol.

¡Bienvenido! Puedes opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En La Opinión de Chiloé valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Sé parte de la conversación.

Comentarios