Dalcahue: ebrio arriesga 10 años de cárcel tras fatal accidente en Castro; habría huido

Fotografía: Sebastián Aguilar.
Véase también:
Oriundo de Dalcahue muere tras caída de camioneta al mar en Castro.

DALCAHUE/CASTRO (La Opinión de Chiloé) — A casi 14 meses de un fatal accidente de tránsito ocurrido en el borde costero de las calles Blanco con Lillo de la comuna de Castro, lugar donde murió un joven de Dalcahue luego que el vehículo donde viajaba se precipitara al mar, finalmente se ha fijado el juicio oral donde su “amigo” enfrentaría una severa pena tras hechos poco conocidos de ese día.

Según el auto de apertura de juicio oral al que accedió La Opinión de Chiloé, el Ministerio Público acusa que aproximadamente a las 05.20 horas del día 25 de Noviembre de 2017, Fabián Matías Millapel Cárcamo “conducía en manifiesto estado de ebriedad la camioneta placa patente HYWT-10 por calle Lillo s/n, sector muelle de las papas de Castro; en tales circunstancias y debido a la disminución de sus capacidades psicomotoras perceptivas y reactivas por su ingesta de alcohol, colisionó una garita existente en el lugar y las barreras de contención de la costanera, debido a la fuerza del impacto la camioneta cayó al mar, resultando con daños de consideración”.

Producto de lo anterior, la fiscalía indica que su acompañante identificado como Sebastián Omar Aguilar Díaz “quedó atrapado al interior de la camioneta resultando con una ‘encefalopatía hipóxica producto de asfixia por sumersión’ que le causó la muerte”, vale decir, nadie lo ayudó y murió ahogado. Agrega la acusación que Millapel Cárcamo no le habría prestado auxilio, ni tampoco avisó a equipos de emergencia sobre el accidente procediendo a huir a pie por casi una cuadra; aunque allegados al imputado intentaron negar aquello, hay testigos que lo habrían visto escapar del lugar y quien avisó del fatal accidente fue un tercero.

El joven fue detenido mientras que el Informe de Alcoholemia n.º 9850-2017 de fecha 20/03/2018 arrojó como resultado 1,14 gramos por mil de alcohol en su sangre al momento de la toma de la muestra respectiva a lo menos cuatros horas después de acaecidos los hechos referidos.

Para el Ministerio Público de Castro, los hechos descritos serían constitutivos de un delito de conducción en estado de ebriedad causando muerte y daños, en grado de consumado, previsto y sancionado en los artículos 196 y 110 de la Ley 18.290 de Tránsito y un delito de huir del lugar del accidente causando muerte y daños, prescrito y sancionado en el artículo 176 y 195 de la Ley 18.290 sobre tránsito. La Opinión de Chiloé confirmó que por cada delito se están pidiendo 5 años de presidio menor en su grado máximo, vale decir, en total diez años de cárcel.

El juicio quedó planificado para el próximo 4 de marzo a contar de las 9.00 horas de la mañana.

¡Bienvenido! Puedes opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En La Opinión de Chiloé valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Sé parte de la conversación.

Comentarios