Chonchi: basura de Ancud será enviada a Dicham; el millonario negocio que hay detrás

Fotografía: vertedero municipal de Huicha.

ANCUD/CHONCHI (La Opinión de Chiloé) — Ajetreados días ha tenido la administración del alcalde de Ancud, Carlos Gómez Miranda, para encontrar una alternativa al vertedero municipal de Huicha que está ad portas de iniciar su proceso de clausura por término de vida útil. En ese marco, diversas opciones se han manejado para lo que será la disposición final de los residuos de la comuna, entre las que estaban los recintos para ese efecto dispuestos en Puerto Varas, Queilen y Chonchi según antecedentes que tuvo a la vista La Opinión de Chiloé.

Es así que tras evaluar los costos potenciales y factibilidad técnica, durante una sesión extraordinaria n.°47 del Concejo Municipal realizada este jueves, se aprobó realizar una contratación por trato directo para utilizar el Vertedero Industrial ubicado en Dicham, Chonchi, propiedad de Fernando Patricio Hernández Díaz. El costo estimado será de $21.420.- por metro cúbico de residuos domiciliarios. El recinto de Chonchi sería la única opción que le queda a Ancud para remitir su basura.

Carlos Gómez Miranda indicó que “la autoridad hoy día nos ha señalado de que tenemos un vertedero industrial que está autorizado para recibir los residuos sólidos domiciliarios, que es el de Dicham, comuna de Chonchi, provisoriamente por hasta 12 meses (…); lo que nosotros estamos proponiendo en este trato directo es botar [la basura] en ese único vertedero autorizado pero en un plazo no superior a septiembre porque no tenemos recursos económicos en el presupuesto del 2019 para comprometernos a los 12 meses que nos está autorizando la autoridad”.

En cuanto al costo total por esos seis meses, no existe claridad exacta de cuánto deberá desembolsar el municipio. Así de claro. A pesar que el problema del cierre del vertedero se venía tratando hace bastante tiempo, nunca se realizó un análisis pormenorizado de cuánta basura llegaba diariamente a Huicha y la fiscalización para el traslado de voluminosos nunca se ha hecho sistemáticamente.

Luego, desde la municipalidad se ha presupuestado un monto por cierta cantidad de toneladas, que es distinta a la cantidad real de desechos que produce la comuna, y que difiere si se aplica o no un factor de conversión a cada tonelada para transformarla a metro cúbico. La Opinión de Chiloé abordó este tema y pasa a exponer estimaciones de lo que se podría venir para las arcas municipales, aunque la incertidumbre abunda dada la falta de información que ni siquiera la municipalidad tiene.

El costo potencial

Infomes para la comuna de Ancud indican que su población genera alrededor de 72 toneladas diarias de basura. Si se aplica un factor de conversión de 0,6 tonelada por metro cúbico, entonces diariamente se generan alrededor de 120 metros cúbicos.

Según indicaba el “dudoso” Pladeco comunal, el servicio de extracción de basura que realiza la Municipalidad “cubre cerca del 100% de las necesidades de la ciudad y el 70% de la cobertura rural”. Entonces considerando los $21.420.- por metro cúbico que estará en el contrato, el costo potencial máximo podría llegar hasta los $2.570.400.- para el municipio por día, sin contar costos por combustible, el arriendo de camiones ni su mantenimiento. A este respecto, por un mes estándar de 25,7 días se podría desembolsar hasta $66.096.000.- (sin contar los domingos).

Así, entre el 1 de abril y el 30 de septiembre (6 meses), el costo potencial podría escalar hasta $396.576.000.-, siempre que esas 72 toneladas sean destinadas a Chonchi. Sin embargo, esta cifra debe ser ajustada, porque se asume que el 100% de los desperdicios comunales son cargo del municipio.

El costo presupuestado por 5 camionadas de basura al día

Según el alcalde, las 72 toneladas diarias no representan necesariamente la disposición de residuos domiciliarios que el municipio tiene a su cargo, detallando que “nosotros estamos hoy día tratando que el volumen no sea más de 50 toneladas o 50 metros cúbicos diarios de lunes a sábado; si ustedes me preguntan hoy día cuánto estamos depositando en el vertedero de Huicha, es sobre 50 metros cúbicos, están llegando entre 5 a 6 camionadas diarias”.

Luego, la autoridad agregó “la pregunta es ¿esos camiones que tienen una capacidad de 16 metros cúbicos o 16 toneladas van completos? no se sabe, ni se tiene cuidado, porque llegan al vertedero y no tenemos que cancelar por tonelada ni por metro cúbico; ese cuidado va a tener que tenerse a partir del 1 de abril, porque en el vertedero de Dicham no nos van a cubicar lo que llevamos, es por camión”. En efecto, si llegan sólo 5 camiones a Chonchi, a lo menos se tendrían que pagar 80 metros cúbicos diarios, vale decir, $1.713.600.- diarios, o por un mes estándar de 25,7 días $44.064.000.-

Así, entre el 1 de abril y el 30 de septiembre (6 meses), el costo potencial podría alcanzar hasta $264.384.000.- para el municipio, siempre que sólo lleguen 5 camiones a Chonchi y que cada uno contenga 16 metros cúbicos. Se debe acotar acá que actualmente el municipio cuenta con 3 camiones solamente (con dudoso estado de conservación), por lo que se arrendarían otros dos o tres más. En todo caso, la confusión reina en la municipalidad respecto a la capacidad de los camiones ¿son 16 toneladas o 16 metros cúbicos? porque aplicando el factor de conversión de 0,6 tonelada por metro cúbico, se tendría que cada camión ¿transporta 26,7 metros cúbicos?

Así, y a pesar del enredo, y dadas las restricciones en el presupuesto municipal, en el consistorio se cree que hay financiamiento para seis meses, esperándose buscar recursos adicionales para ampliar el contrato hasta marzo de 2020. Firmado el contrato, el municipio debe pagar, aunque se desvíe de sus estimaciones.

El costo presupuestado por 40 toneladas de basura

Como se viene comentando, los cálculos para septiembre no asumen el traslado de esas 72 toneladas diarias de basura. ¿Tampoco de los 5 o 6 camiones que entran a Huicha diariamente? dentro de los datos aparentemente difusos y contradictorios que se manejan en el municipio, un reporte de la Subsecretaria de Desarrollo Regional y Administrativo (SUBDERE) a través del Programa Nacional de Residuos Sólidos, indica que el total de residuos sólidos domiciliarios y asimilables que llegaban anualmente a Huicha ascendían a 20.886 toneladas al año 2017, o sea, un total estimado de 66,8 toneladas diarias (sin considerar domingos) o 111,3 metros cúbicos aplicando el factor de conversión de 0,6 tonelada por metro cúbico. Sin embargo, el municipio llegó a una cifra estimativa de lo que llegaría a Chonchi: alrededor de 40 toneladas.

Si se aplica un factor de conversión, se trasladarían entonces a Dicham hasta 66,7 metros cúbicos diarios equivalentes a un costo potencial de hasta $1.428.000.- para el municipio por día, sin contar el arriendo de camiones ni su mantención. En consecuencia, por un mes estándar de 25,7 días se presupuesta desembolsar hasta $36.720.000.- (sin contar los domingos).

Así, entre el 1 de abril y el 30 de septiembre (6 meses), el costo potencial presupuestado podría escalar hasta $220.320.000.-, siempre que sólo 40 toneladas sean destinadas a Chonchi.

¿Y las restantes 32 toneladas?

Según el encargado de la Oficina de Medio Ambiente, las restantes 32 toneladas corresponden a voluminoso, decomisos y basura orgánica, por lo que se pretende implementar un Plan de recolección diferenciada de algunos productos prioritarios que generan gran cantidad de metros cúbicos. Recién ahora y no cuando el problema del cierre del vertedero municipal apareció.

El funcionario municipal señaló: “confiamos en que de aquí a cuando empecemos ya a trasladar [la basura] podamos rebajar ese porcentaje de residuos; hoy día estamos recolectando voluminosos, incluso aún cuando no nos corresponde, por lo tanto, ahora se viene fuerte la fiscalización, la campaña, el tema de los containers sobre todo que nos va a recepcionar este tipo de voluminoso”. Agregó que “nosotros estamos estimando 70 toneladas al día porque no tenemos tampoco [una balanza] romana para pesar lo que ingresa, por lo tanto lo más probable es que los camiones no vayan a su capacidad total. Por lo tanto, en vez de 70 toneladas, [probablemente] estemos en las 60 o en las 55, nunca lo vamos a ver. Esperemos que estemos en lo correcto”.

Se pretende realizar un reciclaje de cartones, dejar de recibir desechos de particulares (no domiciliarios), por lo que serán ellos los que deberán dedicarse a buscar depositar aquello; se sumarían 400 contenedores destinados a basura compactable (botellas, cartones, latas, entre otros), aunque a la fecha, ni siquiera estarían comprados. La Opinión de Chiloé confirmó que al 1 de abril se habrán comprado e instalado cero contenedores.

“No es que la basura vaya a desaparecer por arte de magia sino que vamos a seleccionar ahora la basura que realmente vamos a llevar que es lo que se debería haber hecho mucho antes” acotó el funcionario municipal, añadiendo que iniciarán una campaña publicitaria para “educar” a los ancuditanos respecto a esta nueva forma de recolección de desechos, aunque a dos semanas de comenzar a enviar la basura a Chonchi, aún no existe nada, desconociéndose si realmente existe un Plan Estratégico de Marketing elaborado por un experto en ese ámbito, y que cuente con objetivos logrables, medibles y cuantificables a través de indicadores cuantitativos.

La Opinión de Chiloé consultó a al menos 10 dirigentes de juntas de vecinos dispersas en distintos puntos de la comuna, y aún no se realizan reuniones explicativas con la comunidad a dos semanas de iniciar los cambios: no se sabe cómo se organizaría la recolección de basura ya que se trabajaría con cinco cuadrantes que a su vez contendrán nuevos recorridos de los camiones y un número de contenedores en función de la basura que podrían generar (son en total 400).

Aparentemente, se está esperando que lleguen los cinco camiones nuevos para recién iniciar ese trabajo de sociabilización. En términos concretos, por un lado se ha señalado que se pretende lograr mayor eficiencia para reducir en 32 toneladas los desechos domiciliarios manejados por el municipio (que justificarían las 40 toneladas en comento) pero otro otro lado se menciona que los procedimientos seguirán siendo los mismos a la espera de los nuevos móviles, los que llegarán probablemente el segundo semestre: curiosamente cuando el contrato que partirá el 1 de abril esté ad portas de finalizar.

La Opinión de Chiloé confirmó que se han realizado cero visitas a terreno de los equipos municipales a las juntas de vecinos consultadas para detallar los nuevos horarios, la planificación de los operativos de recolección de chatarra, la periodicidad de los recicladores y cómo se manejarán los desechos orgánicos. Ya se han realizado reuniones con dirigentes de la Unión Comunal de Juntas de Vecinos Urbana para planificar citas en sedes sociales, pero aún no existe un calendario público. Además, no se ha informado dónde se instalaría cada uno de los contenedores (que se debe recordar, ni siquiera se han comprado), aunque ya se tiene determinado grosso modo frente a tal o cual vivienda se colocarían: eso sí, no se ha conversado con los vecinos.

Sobre este último punto, el municipio fue tajante: se va a sociabilizar la instalación de los contenedores, pero ello no será vinculante. Si un vecino rechaza la instalación de aquél a la salida de su casa por ejemplo, ello no sería considerado. El el encargado de la Oficina de Medio Ambiente fue enfático: “esto va en un espacio público por lo tanto tiene la facultad el municipio de instalarlo donde sea necesario”. No se mencionó eso sí qué medidas alternativas poseen si el municipio se llena de recursos de protección ante la Corte de Apelaciones de Puerto Montt.

El Concejo Municipal aprobó con 7-0 el contrato respectivo para enviar los desechos domiciliarios de la comuna de Ancud al Vertedero Industrial ubicado en Dicham, Chonchi, propiedad de Fernando Patricio Hernández Díaz.

¡Bienvenido! Puedes opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En La Opinión de Chiloé valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Sé parte de la conversación.

Comentarios