Alta Comisionada ONU para los DDHH se refiere a violentos incidentes en Venezuela

GINEBRA (La Opinión de Chiloé) — La Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos Michelle Bachelet condenó este domingo los actos violentos registrados en diversos puntos de las fronteras de Venezuela con Colombia y Brasil, como en el interior del país, pidiendo que se realice una investigación efectiva sobre estos hechos que han provocado varias muertes y dejado varios lesionados.

En particular, Bachelet condenó el uso excesivo de la fuerza empleado tanto por las fuerzas de seguridad venezolanas, como por grupos pro-gubernamentales armados que tuvieron como resultado al menos cuatro muertos y más de 300 personas heridas el viernes y el sábado. Fuentes locales confirman que durante estos días, al menos 20 personas murieron después de que presuntamente recibieron disparos por las fuerzas de seguridad o miembros de grupos armados vinculados al régimen de Maduro durante las manifestaciones del martes y el miércoles, y muchas otras resultaron heridas por balas, perdigones y balas de goma.

“Se ha disparado a personas y algunas han muerto, hay quien ha recibido heridas de las que nunca se recuperará, incluyendo la pérdida de un ojo” dijo la Alta Comisionada. “Estas son escenas son deplorables. El Gobierno venezolano debe obligar a los cuerpos de seguridad a dejar de emplear el uso excesivo de la fuerza contra manifestantes desarmados y ciudadanos comunes”.

Bachelet indicó que ha recibido informes sobre varios incidentes violentos -en algunos casos prolongados- en diferentes puntos de las fronteras con Colombia y Brasil vinculados al bloqueo por parte de las fuerzas de seguridad de la asistencia que se dirigía hacia el interior de Venezuela a través de fronteras cerradas. Añadió que su personal también recibió informes de detenciones a gran escala de manifestantes, más de 350 en total, incluyendo 320 solo el 23 de enero, y también ha estado recolectando información sobre redadas en propiedades en algunas de las zonas más pobres de Caracas, donde al menos 180 protestas han tenido lugar durante el transcurso de la semana.

La Oficina de la Alta Comisionada también recibió varios informes que apuntan al involucramiento de grupos armados pro-gubernamentales en los ataques violentos en contra de manifestantes, y Bachelet urgió al Gobierno a “frenar a estos grupos y arrestar a aquellos que utilizaron la fuerza de manera ilegal en contra de manifestantes. El uso de fuerzas paramilitares o parapoliciales tienen una larga y siniestra historia en la región,” añadió Bachelet. “Y es muy alarmante verlas operar de manera tan clara en Venezuela. El Gobierno puede y debe frenar que estos grupos sigan exacerbando una situación ya de por si altamente inflamable”.

“Más de tres millones de venezolanos han huido del país, muchos millones viven en condiciones totalmente miserables”, dijo. “¿Qué más se necesita antes de que los líderes políticos pongan el bienestar de su gente por encima de sus propios intereses? Esto es, en el fondo, una crisis de gobierno, y es responsabilidad de los líderes del país poner fin a esta situación desastrosa”.

¡Bienvenido! Puedes opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En La Opinión de Chiloé valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Sé parte de la conversación.

Comentarios