Ancud: INDH se querella tras golpiza e imputación penal falsa a menor por Carabineros

Véase también:
Ancud: exponen vídeo de 6 carabineros tras golpiza pre-falsa imputación penal a menor.
Ancud: descubren “gorda” mentira de 6 carabineros tras detención y golpiza a menor de edad.
Sancionan a dos Carabineros de Ancud por presunta detención irregular.

ANCUD (La Opinión de Chiloé) — Varias repercusiones tanto en la opinión pública como en varios estamentos ha traído la revelación hecha por La Opinión de Chiloé de un cuestionado procedimiento policial ocurrido en la Costanera de la ciudad de Ancud y que terminó con un menor de edad con lesiones de mediana gravedad y enfrentando una causa penal basada en una mentira urdida, ya sea en calidad de autores, cómplices o encubridores, por varios funcionarios policiales de la Primera Comisaría de Ancud.

Es así que conocidos los antecedentes del caso, el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), representado por su jefe regional en Los Lagos Mauricio Maya Salinas, decidió tomar cartas en el asunto y ha procedido a interponer una querella criminal según pudo confirmar hace pocas horas La Opinión de Chiloé. Los delitos que busca que se indaguen son el de apremios ilegítimos descrito y sancionado en el artículo 150 D del Código Penal en grado de ejecución consumado, y el de detención ilegal perpetrado por empleado público descrito y sancionado en el artículo 148 del Código Penal, ambos en perjuicio del adolescente con ascendencia indígena de iniciales B.S.G.R.

El tema, de prosperar, podría transformarse en un escándalo de proporciones porque no sólo considera que se practiquen todas aquellas diligencias para la investigación de delito de apremios ilegítimos establecidas en el Oficio de la Fiscalía Nacional n.°895/2017, denominado ‘Instrucción General que imparte criterios de actuación en delitos de violencia institucional’ del 15/01/2019, sino que además, se pide expresamente que el Servicio Médico Legal (SML) realice peritajes psicológicos y físicos a la víctima de acuerdo al ‘Manual para la investigación y documentación eficaces de la tortura y otros tratos crueles, inhumanos o degradantes’, conocido como ‘Protocolo de Estambul’, por lo que el caso de B.S.G.R. podría transformarse en uno de los primeros en su tipo documentado bajo los cánones de un protocolo de tales características en la provincia de Chiloé desde el retorno a la democracia y que podría abrir la puerta para una millonaria demanda civil.

Sobre este último punto, La Opinión de Chiloé está realizando varias indagatorias para acceder al parte médico con el objeto de confirmar si el joven efectivamente fue diagnosticado con lesiones de “mediana gravedad” y para cotejar la efectividad de rumores que aluden a la extracción de un piercing desde el rostro del adolescente tirándolo hasta dejarle una cicatriz y sobre la identidad de un funcionario de alto rango que supuestamente se habría entrevistado con el padre del joven para “consultarle” si entablaría alguna acción legal en contra de el o los responsables.

Además, el INDH ha solicitado que se requiera a la Primera Comisaría de Ancud toda la información que diga relación con los funcionarios públicos que participaron en estos hechos, los que estuvieron en dicha unidad el día en cuestión, el libro de novedades de aquél día, y todo otro antecedente relacionado con los mismos; pide también que se remitan los sumarios internos que se hayan dispuesto con ocasión de lo ocurrido y todo otro antecedente relacionado. Lo interesante es que de acceder el tribunal a tales peticiones, todas las actuaciones saldrían del secretismo con el que se habría operado, incluyendo la de los funcionarios de mayor jerarquía de esa institución en Ancud y en la Prefectura de Chiloé.

La detención improcedente

Los hechos quedaron al descubierto el 29 de enero de 2019 cuando una causa penal en contra de un adolescente fue cerrada por el tribunal verificándose “actuaciones defectuosas efectuadas por la policía en que constan que el imputado adolescente fue agredido por personal de Carabineros”, resolviendo en el mismo acto declarar la nulidad de lo obrado, en cuanto a la detención del imputado y las actuaciones posteriores; de hecho, fue formalizado el 9 de enero de este año como supuesto autor del delito de maltrato de obra a Carabineros, algo que jamás ocurrió.

En particular, el escrito al que accedió La Opinión de Chiloé indica que los hechos se remitirían a alrededor de las 17.00 horas del día 15 de noviembre del año 2018 cuando el adolescente B.S.G.R. (17 años) fue abordado en la Costanera de Ancud por personal de Carabineros, a quienes acusa proceden a solicitarle “de forma muy agresiva” su cédula de identidad para un control (algo ilegal porque la ley prohíbe hacerlo a menores de 18 años), pero como él no lo tenía a mano, ofreció dar su RUT pero no se lo permitieron por lo que le habrían dicho que estaba detenido.

En ese marco de una actuación defectuosa de Carabineros, el adolescente se resistió intentado soltarse (no, no existió agresión alguna a algún funcionario) por lo que es sujetado por varios y obligado a tirarse al suelo, para luego ser levantado por personal policial, uno de los cuales le propina un combo en la cara, todo lo cual consta en un vídeo grabado por un par de testigos que se encontraban frente a dicha detención, y que está disponible en Youtube.

La querella señala que posteriormente es subido a un vehículo policial, lugar donde nuevamente habría sido golpeado y derivado a constatar lesiones al Hospital de Ancud donde se le diagnosticaron lesiones de “mediana gravedad” por el profesional médico. Luego, el adolescente fue trasladado a la Primera Comisaría de Carabineros donde se le comunica el motivo de su detención, correspondiente al delito de maltrato de obra a Carabineros del artículo 416 bis del Código de Justicia Militar (delito que a fines de enero de este año la magistrado declaró como inexistente); fue retenido hasta alrededor de las 22.30 horas cuando es puesto en libertad porque su padre fue a buscarlo. Se desconoce por ahora los antecedentes que llevaron al Ministerio Público a concretar tal formalización dado que todo resultó ser una mentira.

Junto con los hechos anteriores, el joven habría intentado hacer la denuncia por las agresiones sufridas por personal policial, pero ningún carabinero habría querido registrar la denuncia encubriendo todo.

Cabe indicar que la formalización en contra del menor como presunto autor de maltrato de obra a Carabineros fue porque J.A.V.C. falsamente dijo que fue agredido, mientras que todo el grupo de agentes del Estado participantes del operativo —al menos seis— orquestaron tácitamente (o no) guardar silencio permitiendo que la causa penal prosperara en base a esa falsa imputación. El vídeo ya mencionado terminó por dejar al descubierto la farsa.

NOTA DE LA REDACCIÓN: La Opinión de Chiloé no expondrá los nombres de los seis funcionarios de Carabineros involucrados a la espera de las determinaciones que tome el tribunal tras la presentación del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH).

¡Bienvenido! Puedes opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En La Opinión de Chiloé valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Sé parte de la conversación.

Comentarios