Canciller Ampuero asevera que Bolivia busca minar, horadar y destruir Tratado de 1904

Fotografía: Cancillería de Chile.
Véase también:
Presidente Piñera: “Bolivia no tiene derecho alguno a territorio o mar de nuestro país”.

SANTIAGO (La Opinión de Chiloé) — El Ministro de Relaciones Exteriores, Roberto Ampuero, llegó hoy hasta el Palacio de la Paz para participar de la primera jornada de alegatos presentados por Chile ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya, en el marco de la demanda boliviana que busca que se obligue a Chile a negociar una salida al mar de buena fe.

Tras escuchar la presentación de los abogados Sir Daniel Bethlehem, Jean-Marc Thouvenin, Kate Parlett y Sam Wordsworth, el Ministro realizó una declaración desde el frontis del Palacio, acompañado del agente Claudio Grossman y la delegación chilena, donde indicó:

“Quedó en evidencia la contundencia y el trabajo colectivo y la potencia de los argumentos de Chile (…) lo que Chile ha hecho es utilizar una mano de cirujano para ir abordando parte por parte cada uno de los argumentos, de las citas y las afirmaciones realizadas por Bolivia, en forma tal que quedaron demostradas que están muchas de ellas fuera de texto y fuera de contexto.

“Para Chile es muy importante insistir en que el Tratado de 1904 es la piedra angular, el marco y el paraguas dentro del cual se deben mantener las relaciones entre Chile y Bolivia. (…) No nos parece y es inaceptable que a través de una puerta chica Bolivia intente entrar hacia el Tratado, minarlo, horadarlo, destruirlo”.

Al término de su declaración, el Ministro insistió en que Bolivia “confunde sus aspiraciones con la realidad”. Finalmente, señaló que “Bolivia llegó acá con razones fundamentalmente políticas, determinadas por una Constitución que obliga a los mandatarios bolivianos a desconocer en particular el Tratado de 1904″.

¡Bienvenido! Puedes opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En La Opinión de Chiloé valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Sé parte de la conversación.

Comentarios