Castro y el triste estado de sus ambulanchas a meses de accidente y lentísimas reparaciones

Fotografía: Servicio de Salud Chiloé.

CASTRO (La Opinión de Chiloé) — Un escenario poco alentador es el que viven los habitantes de las islas Quehui y Chelín, en la comuna Castro, por el estado en el que se encontrarían dos de sus ambulanchas que presentan desperfectos mecánicos hace meses, y que aún hoy no tienen solución. El tema vuelve a reabrirse tras un reciente vídeo en redes sociales donde vecinos de Chelín realizan una evacuación médica por sus propios medios dado lo engorroso que sería coordinar el apoyo de la Armada, revelando que las ambulanchas de Castro no están operativas.

De acuerdo a antecedentes recopilados por La Opinión de Chiloé, la situación se arrastra desde el año pasado y afecta a la Libertad I y Libertad II por distintas razones, aunque en ambos casos se replica un mismo problema: un largo proceso para su reparación cuya gestión recae en la Corporación Municipal de Castro. Si bien es cierto la primera, de mayor data, presentaba severos problemas en su motor desde el primer trimestre de este año que la mantenían esperando agilizar recursos para volver a prestar servicios, en diciembre del año pasado la situación de evacuación médica vía marítima de pacientes insulares sufrió un fuerte golpe tras un desafortunado accidente con la Libertad II, embarcación prácticamente nueva.

La Libertad II

Marcelo Fuentes, Secretario General de la Corporación, indicó luego del accidente que: “hay una lancha que recibimos del Servicio de Salud, que fue construida en Asmar, y ha tenido una serie de inconvenientes desde que la recibimos (…) lo que le ocurrió a esta lancha recientemente es que al estar en la bahía de Rilán, en la comuna de Castro, comenzó a ingresar agua a través de la pata hacia el motor, existiendo riesgo de hundimiento, por lo tanto tuvimos que hacer un procedimiento de urgencia y de emergencia de sacar la lancha del agua. Se contrató para aquello un camión, una grúa, y la lancha se subió y por situaciones de terreno, se inclinó el camión sin estar andando, y la lancha se cayó del camión. Lógicamente se produjeron algunos daños ahí”.

En cuanto al motor, la primera quincena de diciembre de 2017 se suponía que funcionarios de Asmar viajarían a Castro para revisar el tema de la filtración (post accidente), mientras que para la cabina que recibió daños por la maniobra del camión, se buscaba que una empresa aseguradora se hiciera cargo; Fuentes señaló en esa ocasión “lo vamos a resolver pronto”. A nueve meses, la Libertad II sigue guardada. Se desconoce también si se inició una investigación para determinar responsabilidades por la caída de la embarcación y si la empresa contratada traspasó los potenciales gastos de reparación. Aparentemente eso nunca ocurrió y la lancha procedió a guardarse a la espera que el Fisco pague.

El tema del motor no es nuevo. En 2016 se anunció desde el Ministerio de Salud que había un conjunto de cinco naves que arribarían a Queilen, Quemchi, Quinchao, Castro y Quellón durante 2016 y 2017 por una inversión de $1.115.020.600.- (más $9 millones en equipos y equipamiento por cada una); sin embargo, tras el terremoto de diciembre de 2016, La Opinión de Chiloé reveló que algunas de ellas estaban en panne por problemas en los motores provocando cierta molestia en el Servicio de Salud Chiloé, aunque la ex Directora de tal servicio, Marcela Cárcamo Hemmelman, terminó confirmando en su oportunidad que tres motores presentaban fallas, incluyendo el de la Libertad II destinada a Castro (ver nota relacionada).

La flamante nave fue entregada en agosto de 2016, instancia en la que Cárcamo aseveraba que contaba con “altos estándares de calidad (…) son modelos únicos, es un modelo hecho especialmente para Chiloé y especialmente para este uso”. Pero el motor falló y el propio alcalde Juan Vera aludía que a los pocos meses de recibir tal ambulancha había oficiado al Servicio de Salud para solicitar que se hagan respetar las garantías pertinentes. Eso el año 2016 y 2017, pero ¿y ahora en el 2018 qué pasa? lo mismo, problemas con el motor y no hay plazos para su puesta en servicio al 100%.

Libertad I

Sobre esta ambulancha que lleva años realizando evacuaciones médicas, ya habría una solución en marcha. La jefa de Salud de la Corporación Municipal de Castro, Janette Santana, afirmó hace unos días que aunque el tema es complejo, se estaba trabajando para concretar la reparación de la Libertad I: requiere un cambio de motor cuyo proceso de compra, tras varios meses en panne, ya estaría en trámite. En noviembre podría estar operativa.

Mientras tanto, los vecinos seguirán gestionando los traslados a través de dos vías: directamente con lanchas particulares o bien, contactando a la Armada en un trámite burocrático que puede demorar una hora o más, porque los mismos vecinos de ambas ínsulas reconocen que “los marinos” están disponibles, pero que el trámite alarga la espera especialmente en casos más graves volviéndolo algo impráctico en aquellos.

Fotografía: Accidente de Libertad II; diciembre de 2017.
¡Bienvenido! Puedes opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En La Opinión de Chiloé valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Sé parte de la conversación.

Comentarios