Quemchi: tras negarlo, salmonera reconoció fuga de ~115 toneladas de salmones

Véase también:
Quemchi: Sernapesca indaga daños en jaula de centro de cultivos con 129.000 salmones.

QUEMCHI (La Opinión de Chiloé) — A casi dos semanas de iniciada una indagatoria en las costas de la comuna de Quemchi por parte del Servicio Nacional de Pesca de la Región de Los Lagos luego de reportarse daños en un centro de cultivos de la empresa salmonera Productos del Mar Ventisqueros S.A., y que habría provocado una fuga de ejemplares hacia el medio natural, finalmente hoy la compañía reconoció la fuga a pesar de haberlo negado en alguna oportunidad.

A través de un comunicado que tuvo a la vista La Opinión de Chiloé, la compañía se refirió al incidente del pasado 26 de diciembre de 2018 en el centro de cultivo del sector Tubildad, indicando que un total de 26.830 ejemplares escaparon. El lugar está ubicado en la Agrupación de Concesiones n.º7 en Quemchi, y considerando que los peces estaban en pleno proceso de cosecha con un peso promedio 4,3 kilos, entonces serían alrededor de 115.369 kilos de biomasa liberada.

La empresa aseveró que en las costas quemchinas “ocurrió un evento de marea y corrientes completamente excepcional e imposible de preveer, lo que está respaldado por vídeos, que causó daños en las estructuras y jaulas. (…) Al momento del evento de marea, el centro de cultivo ‘Tubildad’ tenía peces sólo en cinco de las 20 jaulas. En este caso, no se constataron daños o roturas en las redes, pero sí en la estructura. Por ello se decidió realizar revisiones y análisis pormenorizados por jaulas y por el centro en su conjunto, a fin de contrarrestarlo con las unidades procesadas en planta. Como consecuencia de esta revisión, se llegó a la conclusión que efectivamente hubo una fuga de peces, la que alcanzó a un total de 26.830; esto es, 2,7% de la siembra total de dicho centro (0,09% sobre el total anual de siembra de la compañía). Se trata, como afirmó Sernapesca, de un escape menor que involucró a peces en proceso de cosecha y libres de antibióticos”.

Además, acota que ocurrido el incidente “activamos sendos planes de contingencia, incluyendo la recuperación de peces, e iniciamos un contacto permanente con las autoridades del sector, para mantenerlas informadas de la situación. En ambos casos se dispuso de inmediato la realización de acciones de buceo e inspecciones a través de robots submarinos que, al revisar el estado de las estructuras, jaulas y redes, nos permitiera determinar o descartar una posible fuga de peces de ambos centros”.

Hay que recordar que la empresa dijo, también en un comunicado durante esos días, que los informes de inspección efectuados con robots submarinos “no constataron roturas ni daños en las redes peceras en las jaulas que quedaban por cosechar (…) por el momento la compañía no ha constatado pérdidas de unidades”. Con el comunicado de hoy, sin embargo, reconoce que lo informado inicialmente era impreciso y/o no se ajustaba a la realidad.

Los acontecimientos ocurridos en Tubildad originaron una denuncia del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) ante la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) y en tribunales.

¡Bienvenido! Puedes opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En La Opinión de Chiloé valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Sé parte de la conversación.

Comentarios