Castro: rechazan solicitud de imputado tras macabro homicidio. Pedía salir de la cárcel

Fotografía: PDI Los Lagos.
Véase también:
Castro: capturan a 2 sujetos tras escabroso homicidio. Joven fue maniatado y ahorcado.
Castro: prisión para imputados por macabro homicidio. Sorpresivas identidades.
Castro: Corte rechaza liberar a imputados de homicidio. Revelan atroces detalles del crimen.

CASTRO (La Opinión de Chiloé) — Durante este jueves se realizó una audiencia de revisión de medidas cautelares, ante el Juzgado de Garantía de Castro, que fue solicitada por uno de los imputados de un brutal homicidio ocurrido en la capital provincial el sábado 16 de octubre del año pasado, y que tuvo como víctima al joven Cristian Alejandro Ruiz Mansilla (34 años).

Según antecedentes de la causa (RUC 2110047741-3 RIT O-3373-2021) que tuvo a la vista La Opinión de Chiloé, la defensa de Julio Andrés González Rojas (30 años) pidió que se le cambiara la medida cautelar de prisión preventiva por una menos gravosa, esto es, arresto domiciliario total, alegando que el encartado tendría un «sólido» arraigo social, laboral y familiar según un informe social realizado por una perito particular.

La Fiscalía en tanto, solicitó al juez de turno que rechazara tal requerimiento atendido a que existirían antecedentes contundentes respecto a la eventual participación del encartado en este robo con homicidio y que la pena, de ser encontrado culpable, implicaría cárcel efectiva (incluso de por vida). Adicionalmente, se esgrimió que existiría un evidente peligro de fuga.

Así las cosas, y oídos a los intervinientes, el Juzgado decidió rechazar en todas sus partes el pedido de la defensa, y mantuvo la medida más gravosa.

Cabe precisar que el otro imputado, identificado como Francisco Javier Abarca Sosa (34 años), también está en prisión preventiva y no presentó algún requerimiento similar.

Ambos sujetos son sindicados como presuntos responsables de este horroroso crimen que quedó al descubierto el 16 de octubre de 2020 cuando el joven Cristian Alejando fue encontrado sin vida, maniatado y con un sinnúmero de lesiones en el cuerpo, incluyendo marcas de ahorcamiento

Según antecedentes que maneja el Ministerio Público, antes de morir, la víctima sufrió un trato vejatorio y martirizante hasta ser asesinado la madrugada del 16 de octubre pasado. Además de una salvaje golpiza de pies y puños en distintas partes del cuerpo, habría recibido agresiones corto-punzantes y con elementos contundentes en el rostro, cabeza, tórax, espalda y extremidades.

También, como se viene diciendo, tenía laceraciones en pies y manos producto de ataduras con cordones del calzado de la víctima, una correa sintética, un cable de red y otro cable electrónico.

Además, el reporte de los peritos tanatológicos identificaron lesiones circundantes a la zona retrofaringea producto de un estrangulamiento. Se debe acotar que cuando el cuerpo fue encontrado, su cabeza estaba tapada con una casaca y toalla.

Lo impactante del caso es que según el fiscal Luis Barría, en este robo con homicidio habría existido una especie de «dinámica de golpes controlada», con un nivel de frialdad y violencia extremadamente alta.

Tras ello, la carpeta investigativa que maneja la Fiscalía local de Castro indicaría que ambos imputados habrían escapado con dinero, un celular, una mochila y el automóvil de Cristian Alejandro. Hay registros de un sinnúmero de cámaras de seguridad y de televigilancia que han sido recopiladas donde se divisarían a los encartados.

La víctima fue encontrada sin vida en el living de su domicilio ubicado en el pasaje Manuel Vidal Osorio de Villa Mirador, activándose de inmediato una frenética búsqueda de sus homicidas, lográndose la captura de los dos sospechosos casi 10 días después.

Al menos así lo señaló el persecutor penal Enrique Canales Briones, quien acotó que los detectives llevaron adelante varias acciones indagatorias «las que se desplegaron desde el mismo día en que se tuvo noticia de lo sucedido».

Ambos imputados quedaron en prisión preventiva tras ser formalizados en Castro como eventuales responsables de robo con homicidio, prescrito y sancionado en el artículo 433 n.°1 en relación al artículo 391 n.º 1 circunstancia cuarta (ensañamiento, aumentando deliberada e inhumanamente el dolor a la víctima), ambos del Código Penal, cabiéndole a los imputados una presunta participación de autores en los términos del artículo 14 n.º 1 y 15 n.° 1 del mismo cuerpo legal en grado de consumado.

Inicialmente, las defensas de ambos recurrieron a la Corte de Apelaciones pidiendo que se revirtiera la medida, la que fue mantenida dada la gravedad del ilícito en comento y las penas a las que se enfrentarían ambos, que podría llegar a presidio perpetuo calificado.

En esa ocasión, la resolución judicial que tuvo a la vista La Opinión de Chiloé, acotó que «el mérito de los antecedentes, lo expuesto por los intervinientes en esta audiencia, teniendo presente que en esta etapa procesal existen antecedentes suficientes para estimar concurrentes los requisitos de las letras a y b del artículo 140 del Código Procesal Penal, esto es, la existencia material del ilícito investigado y la participación que en aquel se le atribuye a los imputados; y en cuanto a la necesidad de cautela: que la libertad de los imputados constituye un peligro para la seguridad de la sociedad, atendida la gravedad de la pena asignada al delito que se investiga y su eventual forma de cumplimiento; además de las circunstancias de comisión y el hecho de haber actuado en grupo o pandilla, se confirma la resolución en alzada de fecha 27 de octubre del 2021, dictada por doña Alejandra Varas Cuevas Jueza del Juzgado de Garantía de Castro, que decretó la medida cautelar de prisión preventiva para los imputados Francisco Abarca Sosa y Julio González Rojas».

La Brigada de Homicidios (BH) y el Laboratorio de Criminalística (Lacrim) de la Policía de Investigaciones de Puerto Montt, siguen indagando y recopilando medios probatorios de lo que pasó ese día, teniendo la colaboración de sus colegas de la Brigada de Investigación Criminal (Bicrim) de la PDI de Castro.

Hay que recordar que en el sitio del suceso se levantaron huellas plantares desde el suelo, las que se preservaron dado que los asesinos pisaron la sangre derramada de la víctima, una huella dactilar de una lata de cerveza que sería de uno de los imputados, y otras dos huellas dactilares de la guitarra de la víctima que corresponderían a la del otro imputado.

Vale decir, las huellas Francisco Javier Abarca Sosa y Julio Andrés González Rojas los sitúan en el sitio del suceso. Eso sí, dentro de la carpeta investigativa se incluirían declaraciones de los dos sujetos quienes le atribuyen responsabilidad al otro.

Abarca Sosa, que es oriundo de Independencia en la Región Metropolitana, acusa que no lo mató ni le robó nada a la víctima, acusando a González Rojas, oriundo de Concepción en la Región del Biobío, como autor material de todo. El segundo en tanto, culpa de todo al primero.

La indagatoria ha sido exhaustiva, mientras que la causa se ha mantenido en carácter de reservada para evitar algún entorpecimiento en las diligencias que están realizando funcionarios policiales.

El fiscal Enrique Canales ha confirmado que se ha realizado «un análisis de cámaras de seguridad tanto en la ciudad de Castro como hasta el lugar donde fue encontrado el vehículo de la víctima abandonado, en la Ruta 5 a la altura del kilómetro 700 [de Pitrufquén en La Araucanía]», indicando que se habría identificado a ambos sujetos.

El persecutor penal, además, ha referido que «de acuerdo a las pericias realizadas, se causó y se infringió a la víctima un sufrimiento extremo».

Sobre las diligencias, el subprefecto Enrique Zamora, de la Brigada de Homicidios de la PDI de Puerto Montt, ha confirmado en gran medida todo lo que se ha logrado establecer, acotando que «con el trabajo en el sitio del suceso, el análisis del mismo y otros medios de prueba, se logró establecer fehacientemente la participación de estas personas en el homicidio investigado».

¡Bienvenido! Puedes opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En La Opinión de Chiloé valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Sé parte de la conversación.

Comentarios