Carta secreta de gerente de Consorcio Puente Chacao explica despidos y deudas

Fotografía: MOP.

Véase también:
Carta confidencial revela porqué Santander se negó a financiar Puente Chacao.

REPORTAJE DE INVESTIGACIÓN (La Opinión de Chiloé) — El pasado 17 de agosto de 2017, fue remitido al Presidente de la Corte Suprema una solicitud para dar curso a un Exhorto Internacional hacia Sao Paulo con el fin de informar al Presidente de la Sociedad Constructora OAS, Elmar Juan Passos Varjao Bomfim, respecto a una Medida Prejudicial Precautoria decretada en junio por la Corte de Apelaciones de Santiago.

En ese fallo, el tribunal decretó la prohibición de celebrar actos y contratos respecto de las acciones que OAS posee en el Consorcio Puente Chacao (CPC) luego de un pedido de la coreana Hyundai, quien estaría preparando una millonaria demanda en contra de la brasileña dentro del contexto de un arbitraje que presentó en marzo ante la Cámara de Comercio Internacional (CCI), con sede en París. Esta acción judicial reveló una serie de problemas financieros graves que son poco conocidos dentro del joint venture para levantar el viaducto.

En este contexto, un conjunto de rumores e información extraoficial han dado cuenta de una serie de despidos, proveedores insatisfechos por facturas impagas, avisos de falta de fondos para pagar sueldos, entre otras materias, que nunca han sido confirmados, aunado al silencio sostenido de autoridades y gente vinculada al proyecto. ¿Qué hay de cierto? La Opinión de Chiloé procedió a indagar en este tema como parte de una serie de reportajes en preparación vinculados a hechos poco conocidos por la opinión pública que están ocurriendo al interior del Consorcio Puente Chacao.

El rol de OAS en el Consorcio Puente Chacao (CPC)

Los serios problemas financieros de OAS en Brasil habrían redundado, según Hyundai, en un incumplimiento de sus obligaciones y en presuntos intentos de hacer caer en insolvencia al Consorcio con sostenidos bloqueos a fuentes de financiamiento de emergencia luego que el Banco Sandander-Chile decidiera rescindir la línea de crédito para el viaducto (ver nota relacionada).

Para los asiáticos, OAS no habría aportado recursos aceptando que los coreanos inyectaran más de 42 millones de dólares fiándose “de la promesa de OAS de que cedería sus acciones a Hyundai para salir completamente del Proyecto”; sin embargo, en el litigio judicial reseñado agregó:

“A partir de junio de 2015, Hyundai trabajó sin descanso, por 18 meses, en la preparación de un contrato de transacción y de varios documentos que darían curso al traspaso de las acciones de OAS en Consorcio CPC a Hyundai. No obstante, OAS dilató una y otra vez y por casi un año y medio la suscripción de los mismos. Aun así, OAS parecía estar actuando de buena fe, ya que había sido ella misma quien había ofrecido ceder sus acciones en Consorcio con el fin de salvar el Proyecto.
“Sin embargo, cuando Hyundai y OAS llegaron a las fases finales de la negociación y faltaban pocos días para que se firmaran los documentos, OAS dio un giro radical a su conducta. En efecto, de un día para otro OAS exigió a Hyundai el pago de decenas de millones de dólares además de la liberación de garantías y responsabilidad de todas sus obligaciones en el Proyecto”.

La misiva del Gerente del Consorcio Puente Chacao (CPC) a Hyundai y OAS

En una elocuente y preocupante carta fechada el 15 de marzo de 2017 a la que tuvo acceso La Opinión de Chiloé, el Gerente General de CPC, Jea Kwon Ko, procedió a responder una solicitud realizada un día antes por Ji Sang Ju, Director de la División de Infraestructura y Medio Ambiente de Huyndai, quien solicitaba información sobre la situación financiera del Consorcio Puente Chacao.

La misiva pasa a describir la crítica situación que atravesaba la compañía, explicando que se había visto obligada a despedir al 42% de los trabajadores locales de Consorcio, así como a suspender todos los trabajos preparatorios en el sitio del Proyecto. Además, el Gerente General proporcionó una larga lista de subcontratistas y proveedores impagos, incluyendo las dos firmas de ingeniería a las que se les había encomendado el diseño del puente.

Kwon Ko indicó que “en diciembre de 2016, informé a los accionistas que CPC estaba experimentando dificultades financieras agudas, y que los fondos de CPC eran insuficientes para cubrir los costos de las operaciones hasta fines de 2016. De acuerdo a esto, solicité fondos a los Accionistas. Hyundai proporcionó su parte de USD$2.150.000, pero OAS no proporcionó algún fondo”.

El directivo además agregó que durante todo el verano de este 2017 insistió en pedir recursos y que éstos no fueron proporcionados, mientras que en mayo envió una notificación a los trabajadores que quedaron para informarles que no habían fondos necesarios para cubrir sus sueldos.

Por otro lado, a esas alturas, las compañías encargadas de entregar el diseño final (Systra y Jakobsen) se negaban a trabajar en las modificaciones pedidas por el MOP dado que habían facturas impagas, y que de acuerdo a datos confirmados por La Opinión de Chiloé, superaban los 2.000 millones de pesos: a pesar de ello, se cumplió con la entrega final que estaba planificada. Sin embargo, a los reclamos por no pago se unieron Skyring Marine Ltda., Chilemaq, CPT Empresas Marítimas / Transmarchilay SA, ENEX, Ingeprev, Kinetec, KPMG, Litoralpress, Hotel Manquehue y Mitani Travel Service Chile, entre otros, quienes insistentemente enviaban emails exigiendo el pago de facturas adeudadas. Incluso, hasta con el Municipio de Calbuco tenía deudas (47 millones de pesos en patentes).

Consultado por La Opinión de Chiloé, el Presidente del Comité Pro Puente Selim Barría indicó que el proyecto “se encuentra en la fase preparatoria para el inicio de ‘faenas’ en la Roca Remolino, que es la pila central y junto a la Plataforma, se encuentra preparado a su costado, una planta de hormigón independiente (…) los despidos, corresponden a cambio de etapas en el proceso. La empresa Hyundai ha soportado todos los procesos preparatorios para el desarrollo de ejecución, y si existe cierto ‘relajo’ se tiene que atribuir, a la espera, de la fase de construcción y su luz verde”. Respecto a los antecedentes de esta nota, señaló desconocerlos.

Comentarios

comentarios